jueves, 24 de septiembre de 2009

Fernando Agulló Díaz-Varela, un eslabón político en los negocios toledanos de los “malayos” Román, Arteche y el presunto mafioso Gianni Montaldo

Los negocios de los “malayos” descubiertos hasta la fecha en Toledo tienen, no podía ser de otra manera, muchas cosas en común. Una de esas cosas, además de CCM, es el letrado y militante del PSOE Fernando Agulló Díaz-Varela, en su momento primer teniente de alcalde de la localidad madrileña de Majadahonda.

Este abogado en ejercicio, con despacho en la C/ Doctor Toledo, 20, 2º, C de Las Rozas y empresario del gremio de la construción, estrechamente ligado a la FUNDACIÓN HOGAR DEL EMPLEADO (FUHEM) en la que aparece en el “Consejo Institucional” y a su red de empresas inmobiliarias, ha sido socio, consejero, administrador o apoderado de, al menos, 45 sociedades, la mayoría dedicadas a la cosa inmobiliaria y algunas de ellas sumamente interesantes.

Fernando Agulló y el presunto miembro de la mafia calabresa que pagó 700.000 € al alcalde que aprobó el PAU del Pocero.

El pasado 5 de agosto saltaba al foro público una noticia que a algunos les debió parecer inesperada y que otros debían estar esperando con la resignación que da la consciencia de la fatalidad. Ese día El Mundo titulaba en primera plana: “Un mafioso pagó 700.000 € al edil que ayudó a El Pocero”.

El el mafioso al que se refería El Mundo era Giovanni Piero Montaldo, amigo de Gil y de Roca, detenido durante la operación Malaya, investigado por su pertenencia a la mafia calabresa, la 'Ndrangheta, afincado en Marbella desde hace décadas y con vinculaciones estrechas y documentadas con presuntos miembros de Cosa Nostra también asentados en Marbella, como el fugado y luego muerto en extrañas circunstancias Gianni Meninno, o Giovanni Gianinno o el propio Felice Cultrera, reclamado por las autoridades italianas por su presunta pertenencia a Cosa Nostra, así como con el traficante de armas sirio Monzer Al-Kassar, cuyo abogado, José Luis Sanz Arribas, también letrado y socio del Pocero, no pudo impedir que se le extraditara a Estados Unidos.

Este sujeto, Montaldo, al que habrá que referirse más veces, controla o participa en unas cuantas decenas de empresas, pero la que ahora importa es la mercantil PONTE TRESA SL constituida el 18 de octubre del 2002. Esta entidad es realmente curiosa. Pertenece a las sociedades OLMO-16 y ARPA en un 50% respectivamente. Ambas compañías están unidas por dos nombres: José Ignacio Moreno Rodríguez y Francisco Manuel Moreno Torres. En ninguna de ellas aparece el presunto mafioso Gianni Montaldo o alguien de su familia. A pesar de eso, a fecha de constitución de la sociedad, el administrador único de PONTE TRESA, no era otro que Stefano Ugo Albino Triacca, el cuñado de Gianni Montaldo.

El 15 de septiembre de 2003 son nombrados apoderados de la entidad, Pier Paolo Montaldo, hermano de Gianni Montaldo, y la señora esposa de este último, Tatiana Annetta Eugenia Triacca. Ambos continúan en sus cargos a pesar de que el 20 de agosto de 2004 ya aparece como administrador único de la sociedad el citado antes, Francisco Manuel Moreno Torres.

Así pues, a pesar de que la propiedad, según consta en los Registros, de PONTE TRESA no parece tener nada que ver con la mafia calabresa o con Giovanni Piero Montaldo, lo cierto es que esa sociedad se constituye bajo el dominio del cuñado de Montaldo y continúa luego dentro de su círculo de poder a través de su hermano y su esposa.

Ahora bien, el actual administrador único de la sociedad ―Francisco Manuel Moreno Torres― lo sea en realidad o en apariencia, es quien nos conduce hasta el letrado Fernando Agulló Díaz-Varela. La compañía PONTE TRESA es propietaria del 50% de TIASTA PROMOCIONES S.L. Cuando se constituyó, el 22 de enero de 1998, los nombres que formaban su consejo de administración eran los siguientes: Francisco Manuel Moreno Torres, José Ignacio Moreno Rodríguez, Miguel Angel Moratalla Anguas, José Antonio Vallejo Manzano, Francisco de Paula Sánchez Garrido, Agustín Carmona Utrera, Juan Angel Carmona Utrera, José Luis Carra Prieto.

Por lo tanto, TIASTA PROMOCIONES inicia sus operaciones, dejando de lado por ahora al resto de nombres, con dos personas que constan en el consejo de administración de OLOMO-16 y ARPA, las dos sociedades que aparentemente tienen la propiedad de PONTE TRESA, la compañía apoderada por el hermano y la esposa de Gianni Montaldo, el presunto miembro de la 'Ndrangheta, que a su vez es poseedora del 50% de TIASTA.

Pues bien, mientras todos estos permanecen al frente de TIASTA, el 2 de agosto del 2000, Fernando Agulló Díaz-Varela es nombrado consejero y secretario de la entidad, puesto en el que permanece hasta el 24 de diciembre del 2002.

Fernando Agulló, el presunto mafioso Gianni Montaldo y el Grupo Sacyr.

El abogado Fernando Agulló también es un hombre ligado a la empresa de Luis del Rivero y está por determinar si cuando su nombre aparece en las sociedades de los implicados en el caso Malaya, éste actúa por cuenta de su partido, del grupo SACYR o a su propio riesgo y ventura.

Lo cierto es que cada vez que se encuentra a Agulló en compañía de los “malayos”, también está ahí VALLEHERMOSO DIVISIÓN PROMOCIÓN, perteneciente en un 100% a SACYR VALLEHERMOSO. Este es el caso de MOLA-15, de PUERTA ORO TOLEDO, de CORTIJO DEL MORO o de CLAUDIA ZAHARA 22, las tres últimas, a su vez, conectadas fuertemente a CCM, bien por un crédito de 30 Millones de € ―es el caso de PUERTA ORO TOLEDO― o bien porque la Caja participa directamente en su capital, como ocurre con las otras dos.

Por otro lado, al menos en una de las sociedades pertenecientes plenamente al Grupo SACYR, la mercantil PROSACYR OCIO, confluyen ―o mejor dicho, confluyeron, porque ya han cesado en sus cargos― tanto Fernando Agulló como los demás nombres que hemos visto componiendo el consejo de administración de TIASTA PROMOCIONESJosé Ignacio Moreno Rodríguez, Miguel Angel Moratalla Anguas, José Antonio Vallejo Manzano, Agustín Carmona Utrera, Juan Angel Carmona Utrera o José Luis Carra Prieto― la compañía que pertenece en un 50% a PONTE TRESA, la misma que parece pertenecer en todo o en parte al presunto mafioso Gianni Montaldo.

Luego si esto es así y así lo acreditan los Registros Mercantiles, se plantea una curiosa secuencia: hombres de SACYR poseen, junto a un presunto miembro de la mafia, la compañía PONTE TRESA y ésta, a su vez, es propietaria del 50% de TIASTA PROMOCIONES, cuyo consejo está formado por hombres de SACYR, pues todos ellos, incluido Fernando Agulló, ocuparon puestos, en distintas fechas, en el consejo de PROSACYR OCIO, sociedad perteneciente en su totalidad a VALLEHERMOSO DIVISIÓN PROMOCIÓN ―que a su vez es propiedad de pleno dominio de SACYR-VALLEHERMOSOque por otra parte sabemos que ha hecho negocios con los “malayos” Juan Antonio Roca, Pedro Román, Juan Germán Hoffmann, Bruno Baumann y con el socio de estos, Juan María López Alvarez... Una sospechosa e imposible muñeca rusa donde lo grande contiene a lo pequeño y lo pequeño posee a la grande.

Fernando Agulló, Mola-15 y los “malayos” Roca, Pedro Román, Bruno Bauman y Juan Herman Hoffmann.

En la mercantil MOLA-15, del “malayo” Pedro Román Zurdo, el letrado Fernando Agulló tiene el cargo de secretario del consejo de administración desde el año 2004. Esta sociedad ha estado y está investigada por la UDYCO dentro del caso Malaya y en ella coinciden Juan Antonio Roca; el ya citado Pedro Román; el suizo Bruno Bauman, testaferro de la trama internacional de Roca y Pedro Román; el abogado marbellí, también detenido durante la Operación Malaya, Juan Herman Hoffmann hijo del cónsul honorario de Alemania en Málaga, un agente de la Gestapo reclamado a España por los Aliados; y el socio de Roca en EL ANGEL DE TEPA ―otra de las sociedades de este delincuente convicto― Juan María López Alvarez.

Estos individuos no son los únicos que forman parte de MOLA-15. Como ya se vio en Notitia Criminis, en el consejo de administración de la entidad también están el presidente de la cadena hotelera NH HOTELES, Gabriele Burgio, el directivo de la misma cadena, Roberto Chollet Ibarra y la mercantil VALLEHERMOSO DIVISIÓN PROMOCIÓN, propiedad de SACYR.

Precisamente, en el informe del SEPBLAC de 26 de octubre de 2006, que consta en el sumario “Malaya”, folios 16.545 y siguientes, se establece que “Mola 15 SL recibe en Banco Pastor tres transferencias, ordenadas todas ellas por VERAM AG ―entidad administrada por Bruno Baumann― en Suiza, remitidas a través de la entidad LUZERNER KANTONALBANK, por los importes y fechas siguientes: 15 de junio de 2003 -581.441 €; 16 de junio de 2003 -669.380 €; 25 de junio de 2004 -1.599.410 €.

INVERSIONES PADUANA SA ―propiedad del “malayo” Pedro Román― transfirió desde Banco Popular, a la de la sociedad PUERTA ORO TOLEDO SL, en CAJA CASTILLA-LA MANCHA, la cantidad de 550.000 € el día 16 de marzo de 2005”.

Resumiendo lo dicho aquí y publicado en prensa nacional, PUERTA ORO TOLEDO es una sociedad que Pedro Román comparte con Juan María López Alvarez, socio suyo y de Roca en EL ANGEL DE TEPA, con VALLEHERMOSO DIVISIÓN PROMOCIÓN ―que ya hemos visto en MOLA-15― y, cosa sorprendente o quizás no tanto, con la entidad SEROBE XXI, propiedad del prestigiosísimo bufete Cuatrecasas.

PUERTA ORO TOLEDO, adquirió el mismo día de la trasferencia hecha por Pedro Román, la finca Alcalvín de Bargas (Toledo) a un dudoso individuo de nacionalidad argentina llamado Juan Francisco Lata Rios, el joven segundo esposo de la anciana, viuda y ya difunta propietaria de la finca. Ese mismo día CCM formalizó a favor de la sociedad un crédito, a dos años, de 30 Millones de Euros. Cumplido el plazo, CCM volvió a novar el crédito, del que no se había pagado un céntimo, en las mismas condiciones y sin ningún tipo de penalización. Finalmente, en vísperas de la intervención de la Caja, la entidad renovó una vez más el préstamo, del que seguía sin pagarse un ochavo, también sin modificación alguna de las condiciones y sin ninguna penalización. Este fue uno de los últimos actos significativos de Hernández Moltó y de su equipo directivo al frente de CCM.

Fernando Agulló Díaz-Varela y el socio de Roca, Juan María López Alvarez.

Ya hemos visto al letrado Fernando Agulló participando en los negocios de Roca ―Roca compró una planta entera del edificio de Príncipe de Vergara, 15― y Pedro Román en la mercantil MOLA-15, pero en esta compañía también estaba el ya citado “JuanmariLópez Alvarez ―como familiarmente le llamaba Montserrat Corulla― que, a su vez, era socio de Roca y de Pedro Román en EL ANGEL DE TEPA.

Sin embargo, las relaciones mercantiles entre Fernando Agulló y López Alvarez no se limitan a MOLA-15. Ambos comparten también consejo de administración en, al menos, otras dos sociedades participadas por CAJA CASTILLA-LA MANCHA y que ya han sido citadas en Notitia Criminis: CORTIJO DEL MORO y CLAUDIA ZAHARA 22.

Fernando Agulló y José Bono.

No cabe duda de que el ex teniente de alcalde de Majadahonda y Bono habrán cruzado sus caminos en muchas ocasiones, pues no en vano pertenecen al mismo partido, pero la que posiblemente sea la primera vez o una de las primeras veces que eso ocurrió se remonta a hace mucho tiempo. Fue con ocasión del caso FIISA, una supuesta estafa financiera que tiene su origen en el año 1974 y que llegó a juicio en 1977. La supuesta estafa afectó a 1.300 inversionistas de todo tipo y el monto del dinero desaparecido ascendió a 1.600 Millones de Pts. de la época. Uno de los principales implicados en el caso fue Cristóbal Colón de Carvajal, duque de Veragua, que presidía el consejo de administración de FIISA. También estuvieron mezclados en el asunto, como miembros de ese consejo, los hermanos Juan José y Diego Rosillo y Colón de Carvajal.

Antes de que terminara la campaña de captación de capital que desembocó en la quiebra de la financiera y en la volatilización de los 1.600 Millones de Pts., los Colón de Carvajal ya habían dimitido, si bien mejor sería decir que habían dado “la espantá” porque ninguno de ellos lo hizo, como estaba estipulado en los estatutos, ante la Junta de Accionistas y con propuesta de un consejero sustituto.

Sin embargo, el duque de Veragua y sus familiares no fueron los únicos que se apresuraron a abandonar la compañía antes de que se produjera el estallido del escándalo. En la citada financiera había otro personaje destinado a convertirse en un alto dignatario del país: José Bono Martínez. Bono cumplía con las funciones de comisario de cuentas y según escribieron Gabriel de Sorribes Peris y Oscar Sacristán Olmos, autores de La Otra Empresa de Colón. El Escándalo de la Empresa Fiisa, también se apresuró a dimitir por “los impedimentos a su función fiscalizadora de la empresa”.

Por otro lado, la asociación de afectados por lo que estos llamaban estafa financiera, APAFIISA, padeció un auténtico calvario a la hora de encontrar abogados que se hicieran cargo del caso o que aceptándolo hicieran el menor esfuerzo por llevarlo a buen término. Uno de esos abogados fue, precisamente, Fernando Agulló Díaz-Varela quien junto con el también letrado Miguel Calvillo Urabayen, estaba apoderado como letrado de APAFIISA en la causa que pendía en el Juzgado Central de Instrucción.

Estos dos letrados abandonaron el caso, después de dejar transcurrir 8 meses, porque “ni siquiera habían iniciado la lectura del sumario”. Las quejas presentadas por la asociación de afectados ante el Colegio de Abogados de Madrid, entonces presidido por Pedrol Rius, fueron ignoradas y finalmente la Audiencia Nacional archivó la causa después de que trascurriera inútilmente el plazo para que los abogados de la asociación subsanaran dos defectos de forma existentes en la querella.

Visto todo esto, supongo que ya no sorprenderá a nadie encontrar a IBERDROLA INMOBILIARIA ―la misma que tenía por apoderado en Marbella al presunto mafioso Montaldo y a VALLEHERMOSO DIVISIÓN PROMOCIÓN, haciendo negocios juntas. Eso ocurre, por ejemplo en la mercantil CAMARATE GOLF SA (Cif: A83827907), donde también están AINDA GRUPO INMOBILIARIO SL, es decir el BBVA, y ACCIONA INMOBILIARIA SA; y tampoco será una sorpresa descubrir que el secretario del consejo de CAMARATE GOLF es Fernando Agulló Díaz-Varela.

lunes, 21 de septiembre de 2009

El Fiscal General del Estado afirma, en presencia de Bono, que “hay que erradicar las conductas corruptas”

Hoy ha tenido lugar la apertura del año judicial. Con ese motivo el Fiscal General ha asegurado que “se van a erradicar las conductas corruptas”. Esta afirmación trae a la memoria las promesas solemnes de las pasadas elecciones. El PSOE no presentaría en sus listas a ningún candidato imputado por corrupción. El propio José Blanco, entonces secretario de organización del PSOE, llegó a asegurar que “no era consentible” (sic) que ningún imputado permaneciera en su cargo.

Sin embargo varios imputados del PSOE fueron presentados en las listas y varios imputados continúan en sus cargos y no sólo ante la pasividad de los responsables y dignatarios del partido, sino con su manifiesto apoyo, como se puede comprobar en la fotografía adjunta donde Alejandro Pompa Mingo ―alcalde de Carranque al que en ese momento ya se le imputaban, y se le siguen imputando, una veintena larga de delitos relacionados con la corrupción a causa del caso de la permuta, del caso del campo de golf de Carranque y del caso de las cartas PIP, además de estar condenado en firme por golpear a un anciano de 82 años― camina codo con codo junto a José María Barreda, presidente de Castilla-La Mancha.

En estas circunstancias sólo puedo acoger la afirmación de hoy del Sr. Fiscal General con un intenso escepticismo, aunque hay algo que me hace, sancta simplicitas, concebir una frágil esperanza. Llamo la atención del lector sobre la expresión y gestos de uno de los asistentes al acto: el Presidente del Congreso y antes ministro de defensa y antes presidente de Castilla-La Mancha, José Bono Martínez. El rictus, desde luego, es expresivo.




Por otro lado, hoy El Mundo se refería a un dossier con el que el PP pretende probar el trato desigual que recibe por parte de la fiscalía, cuando el corrupto o el presunto corrupto es de su partido. Me ha alegrado ver que en la noticia se hace referencia al caso de Petra Mateos Aparicio Morales, presidenta de HISPASAT, presidenta de TELECOM CASTILLA LA MANCA y administradora única de ALTKOCA, sociedad que participa en ARANJUEZ ECOCIUDAD INTELIGENTE, una compañía en la que aparece el socio de los “malayos” Roca y Pedro Román, el salmantino Juan María López Alvarez, investigado en su día por su actuación en los hechos del caso Malaya y que lo continúa siendo con respecto a sus negocios junto al “malayo” Pedro Román, en Toledo. Sin duda es reconfortante comprobar que la información de Notitia Criminis ―véase este artículo― no cae en saco roto.


domingo, 13 de septiembre de 2009

Julio Rodríguez Arauzo, alto cargo de Obras Públicas en los gobiernos de Bono, implicado en los negocios de la “trama vasco-malaya” en Toledo

Al paso que vamos, incluso Sauron, el “Señor Oscuro” de las sagas de John Ronald Reuel Tolkien, va a tener algo que ver en las tramas inmobiliarias toledanas. Digo esto porque Julio Rodríguez Arauzo ha tenido la humorada de denominar a una de las sociedades en las que aparece como administrador único: TRANCOS CONSULTING SL, y a otra de ellas: MONTARAZ CONSULTING S.L.


Del gobierno de Castilla-La Mancha a la Trama Vasca.

Pero ¿quién es este Rodríguez Arauzo que tan dudosamente homenajea a la novela de Tolkien?. Pues para lo que aquí interesa es quien desde el 25 de julio de 1997 hasta el 8 de marzo del 2001 desempeñó el cargo de Delegado Provincial de la Consejería de Obras Públicas de Toledo, para tras una corta estancia en COPCISA ir a zambullirse en el entramado vasco-malayo.

Su nombramiento, publicado en la citada fecha, fue firmado por José Bono Martínez y se hizo a propuesta del Consejero del ramo en esos momentos, Emiliano García Page, a día de hoy, Alcalde de Toledo y en su momento, “plenipotenciario” del PSOE manchego para los asuntos de Seseña, detalle que, como se verá luego, no es irrelevante.

Tras su cese, en las postrimeras de la legislatura, la pista de Rodríguez se perdió o mejor dicho, se habría perdido de no ser por su furtiva aparición en Santa Cruz de la Zarza (Toledo). En esa localidad, la entonces alcaldesa Amanda Amparo García Carrillo (de obediencia bonista) había licitado la construcción de un auditorio, escuela de música, museo y centro social. La única plica presentada para la obra fue la de COPCISA y, por tanto, también fue esa empresa la que se alzó con la adjudicación por un total de 2.404.048,42 €.

Precisamente, cuando el proyecto de obra fue presentado por COPCISA ante la mesa de contratación del Ayuntamiento de Santa Cruz de la Zarza, quien acudió a esa reunión en representación de la mercantil fue Julio Rodríguez Arauzo, el mismo que había sido cesado como Delegado de Obras Públicas apenas tres meses antes.

Como hecho coincidente con lo anterior, conviene recordar que COPCISA y PEYBER, la empresa del aparejador municipal de Carranque (Toledo) constituyeron una unión temporal que se alzó con la concesión de la Zona 2 de las carreteras de la provincia de Toledo por un importe superior a los 27 millones de €, circunstancia que coincidía en el tiempo con la existencia de otra empresa: SISTEMAS ARQUITECTÓNICOS Y URBANÍSTICOS, cuya propiedad estaba compartida entre los dueños de PEYBER y José Manuel Tofiño Arrogante, hijo del presidente de la Diputación toledana, José Manuel Tofiño Pérez, que había impulsado y adjudicado la contrata de los 27 millones a la UTE PEYBER-COPCISA, luego convertida en sociedad mercantil con la denominación de CONCESIONARIA BERVIA.

Tras la relacionada con la constructora COPCISA, la siguiente aparición de Rodríguez Arauzo ya le sitúa en el centro mismo de la trama vasco-malaya. El 24 de mayo de 2002 es nombrado apoderado de la mercantil L.C. RES. El 27 del mismo mes y año, consta su nombramiento como apoderado de LAS ERAS DE LAYOS y el 2 de noviembre de 2004, también se le nombra apoderado de LAYOS CASA CAMPO SA, que luego se extinguió dando lugar a otra entidad de idéntico nombre pero resultante de la fusión entre LC RES y la original LAYOS CASA CAMPO.

Julio Rodríguez Arauzo no es el primer alto cargo que pasa de las instituciones públicas al negocio inmobiliario ni será el último, pero lo peculiar en su caso es que esas sociedades forman la estructura administrativa de una de las primeras y más importantes incursiones de los “malayos” en Toledo.

Este hecho ya se puso de manifiesto en Notitia Criminis cuando informé sobre la asociación entre el arquitecto que firmó el proyecto del campo de golf de Carranque (Toledo) perteneciente a PEYBER-CCM, y alguno de los miembros más destacados de la “Trama Vasca”, entre ellos, el propio Francisco Javier Arteche Tarascón ―imputado en pieza separada del caso Malaya― y uno de sus socios habituales, Luis Maya Galarraga.

Resumiendo los datos ya publicados aquí, LAYOS CASA CAMPO, la empresa mediante la cual se desarrolló el campo de golf de Layos (Toledo) está presidida por Miguel de Oriol e Ybarra, tiene como consejeros a dos de sus hijos y, además, a Javier Arteche Tarascón junto con Luis Emilio María Araluce López. Secretario y vicesecretario de la entidad son Inmanol Ansoalde Astiazarán y Elena Prota Villacañas, respectivamente, la cual además era apoderada junto con Julio Rodríguez Arauzo de la original LAYOS CASA CAMPO, luego fusionada con LC RES.

LC RES, por su parte, era otra sociedad compartida entre Miguel de Oriol e Ybarra y la “Trama Vasca”, pues si el arquitecto Oriol e Ybarra la presidía desde 1999, en su consejo también estaban, además del hijo de éste, Miguel de Oriol e Icaza ―precisamente el que firmó el proyecto del campo de golf de PEYBER-CCM en Carranque― Arteche Tarascón y Maya Galarraga. En esta mercantil Julio Rodríguez Arauzo, el ex Delegado de Obras Públicas de Toledo, nombrado por Bono a propuesta de Emiliano García Page, compartía la condición de apoderado con Luis María Maya Galarraga.

Pero además, como ya vimos en su momento, LAYOS CASA CAMPO también está vinculada a ALT ASESORES porque el secretario de la primera, Inmanol Ansoalde Astiazarán, pertenece a la segunda que, a su vez, está igualmente vinculada a la “Trama Vasca”. Hasta el 26 de febrero de 2004 consta como administrador, consejero delegado y presidente de ALT ASESORES, la entidad LINARES & KINKEL, controlada por Luis Fernando Linares Torres y María Eugenia Yeregui Kinkel, ambos pertenecientes a la “Trama Vasca” o si se quiere, al entramado de sociedades de, entre otros, Arteche, Maya Galarraga y Aguirre Iguiñiz, una de cuyas empresas, AGUIRENE, cargaba con los gastos de la visa oro utilizada por la testaferro de Roca, Montserrat Corulla Castro.

Luis Fernando Linares Torres ―junto a su socia, Eugenia Yeregui― es uno de los principales protagonistas del caso Astapa, la trama de corrupción de Estepona, a causa del cual este letrado especializado en negocios inmobiliarios, fue detenido y conoció el frío tacto de los grilletes en sus muñecas, al igual que lo conoció Antonio Barrientos, el que fuera alcalde de la localidad durante los hechos de autos, además de gran amigo de José Bono el cual dijo de él que tenía “los bolsillos de cristal”.

Por otra parte, según se vio aquí, ALT ASESORES también tiene como administrador a Iñaki Ansoatigui Fernández de Arroyabe, técnico del Departamento de Hacienda y Finanzas de la Diputación Foral de Guipúzcoa y administrador de EUSMA GESTIÓN, entidad implicada en el caso de la estafa a la Hacienda Foral de Guipúzcoa; y a Jesús María Jiménez Oruna quien además de haber sido Jefe de Sección de Impuestos sobre Sociedades del Departamento de Hacienda y Finanzas de la Diputación Foral de Guipúzcoa, también fue administrador único de la mercantil PROMONAGÜELES. El administrador anterior de esa sociedad fue Manuel González Sánchez-Dalp, según el sumario Malaya, presunto testaferro de Roca, quien por otro lado, y según un informe de la UDYCO que consta en el citado sumario, sería el auténtico propietario de PROMONAGÜELES.

En conclusión: Julio Rodríguez Arauzo, alto cargo del gobierno de José Bono en Castilla-La Mancha, deja la administración pública de la región ―sin explicaciones ni causa conocida― para aparecer, primero en COPCISA ―la cual junto a PEYBER resultó agraciada por una contrata de más de 27 millones de € adjudicada por la Diputación de Toledo― y luego, en medio de una estructura de sociedades mercantiles fuertemente ligadas a los casos Malaya y Astapa así como al de la estafa a la Hacienda Foral de Guipúcoa y en las que los apellidos Oriol e Ybarra y Oriol y López Montenegro se mezclan estrechamente con implicados en el caso “malaya”.


Los Oriol, Iberdrola y el presunto mafioso Giovanni Piero Montaldo.

Para comprender porqué los Oriol aparecen asociados a sujetos inmediatamente vinculados con el hampa marbellí, como es el caso de Arteche Tarascón, creo que es imprescindible leer cuidadosamente “Los Tentáculos de la Trama Vasca”, publicado en “Ciudadanos de Espartinas”, pero de cualquier forma, lo que los Registros Públicos ponen de manifiesto es que esa asociación es antigua.

En 1999 ya aparece Miguel de Oriol e Ybarra junto a Maya Galarraga y Arteche en LC RES. En el mismo año, en LAYOS CASA CAMPO, junto a Miguel de Oriol y su hija Carmen de Oriol e Icaza, están Maya Galarraga y Elena Prota Villacañas. En noviembre de 1997, el consejo de administración de LAS ERAS DE LAYOS estaba formado por la mercantil PROMOCIÓN DE EDIFICACIONES INDUSTRIALES SA, por SANTA MARIA DEL CARMEN SA y por ORYBAR S.A. además de por Carmelo Echezarreta Lerchundi, que tiene el cargo de secretario.

La sociedad PROMOCIÓN DE EDIFICACIONES etc. se disolvió el 29 de junio de 1999 repartiéndose su patrimonio entre OBARINSA, JARDINES DE PROINSA, OBAREGUI y CONSTRUCCIONES OLATEGUI, todas ellas propiedad de Arteche y sus otros socios de la trama vasco-malaya.

Por su parte, la entidad SANTA MARÍA DEL CARMEN, constituida en 1969, está administrada hoy por Miguel de Oriol e Ybarra y por su hija María de Gracia de Oriol e Icaza, pero el 28 de abril de 2008 se nombró apoderada a Elena Prota Villacañas. Finalmente, ORYBAR, ya extinguida, siempre tuvo como administrador único a Miguel de Oriol.

Ahora bien, Miguel de Oriol e Ybarra no es el único miembro de la familia relacionado con Arteche y sus socios. Su primo hermano, Lucas María de Oriol y López Montenegro también conoce a estos individuos.

En diciembre de 1994 se constituyó la mercantil GUADALPILAR SL, ahora en extinción. Esta sociedad reunió a varias de las ramas de la familia Oriol. En concreto, en su consejo de administración aparecen Miguel de Oriol e Ybarra, Lucas María de Oriol y López Montenegro, José Felipe de oriol y Díaz bustamante, Francisco Javier Oriol Muñoz y Francisco de Borja Oriol Muñoz, pero como secretaria de la entidad, consta la ya conocida Elena Prota Villacañas y, además, en 1997 está registrado como vocal de esta empresa la entidad PROMOCIÓN DE EDIFICACIONES INDUSTRIALES SA, que acabamos de ver que pertenecía a Arteche y sus socios y, con un cargo no definido, el propio Francisco Javier Arteche Tarascón. En 2001 consta como apoderado Luis María Maya Galarraga y en julio de 2001 quien aparece como administrador único es Agustín Aguirre Iguiñiz.

Pues bien, hasta hace muy poco tiempo, primavera de 2006, IBERDROLA y los Oriol, mejor dicho, los hijos de José María de Oriol y Urquijo venían a ser la misma cosa. Esa rama de la familia había mandado en la eléctrica y en muchas más cosas desde hace cien años. Tras la retirada de Oriol y Urquijo, los dos negocios básicos del clan, Talgo e Iberdrola ―antes Hidrola― pasaron, respectivamente, a José Luis de Oriol e Ybarra y a su hermano, Iñigo de Oriol.

A día de hoy, tras ser sustituido José Luis de Oriol por su primo, Lucas Maria de Oriol y López Montenegro al frente de PATENTES TALGO, la participación de los Oriol en la compañía, está en venta. Por lo que respecta a Iberdrola, pocos restos quedan en la hidroeléctrica de la familia que la dominó desde su origen y, seguramente el propio Iñigo de Oriol esté pensando aún cómo pudo ser el derrotado en la guerra que protagonizaron Endesa, Gas Natural y la propia Iberdrola o, mejor dicho, en cómo es posible que él haya resultado perdedor en el duelo sostenido contra Rodolfo Martín Villa y, en definitiva, contra los gobiernos de Aznar; pero esto no es lo que interesa ahora. Lo relevante es que hasta hace muy poco tiempo, IBERDROLA era de los Oriol e Ybarra y estos eran IBERDROLA. También importa que de las pasadas glorias, como un residuo testimonial, Lucas María de Oriol y López Montenegro aún mantiene un puesto en el consejo de administración. Otro hecho más a tener en cuenta es la presencia, hasta recientes fechas, de Jesús Trillo Figueroa Conde, como jefe del gabinete jurídico de la eléctrica.

Por otra parte, IBERDROLA es la propietaria en un 100% de IBERDROLA INMOBILIARIA, una de cuyas marcas registradas es APEX 2000. En su consejo no hay presencia inmediata de Iñigo de Oriol o de Lucas María de Oriol, al margen de que, evidentemente, quien manda en la matriz, manda en la filial. Los que sí aparecen en ese consejo son Ignacio Sánchez Galán, desde 2006 presidente de Iberdrola y número dos de Lucas María de Oriol; Rafael Santamaría Trigo (apoderado) presidente de REYAL URBIS, el mismo que construyó la casa de Bono en Olías del Rey (Toledo) y el mismo que colocó en el consejo de REYAL a la jovencísima Ana Bono Rodríguez; el citado Jesús Trillo Figueroa Conde, ex consejero; y como ex administrador único de APEX, el ya difunto Eduardo Prota Barradas, padre de Elena Prota Villacañas.

Ahora hay que dar un salto desde Vizcaya hasta hasta Seseña y, luego hasta Málaga y en concreto, hasta Marbella. El pasado día 5 de Agosto El Mundo titulaba en primera página: “un mafioso pagó 700.000 € al edil que ayudó a El Pocero”. La noticia se refería al pago de esa cantidad al ex alcalde de Seseña José Luis Martín, hecho por dos sociedades del italiano Giovanni Piero Montaldo, afincado en Marbella ya desde antiguo y procesado en los casos Malaya y Astapa.

Según un informe de la UDYCO-COSTA DEL SOL que obra en el sumario de la operación Malaya ―Tomo LIX, folio 17.304 , “Giovanni Piero Montaldo (en adelante MONTALDO) según la información obrante en las bases de datos policiales figura como presuntamente vinculado a la Mafia Calabresa denominada N'Drangheta (CNP-Brigada de Delitos Monetarios – Oficio de 30/10/02, referencia APB 1557/00/CC). Montaldo y su esposa TATIANA ANETA EUGENIA TRIACCA (nacida en Lugano el 01.01.1949 con NIE X013881...) dominan y controlan una estructura mercantil de considerables proporciones que se dedican básicamente a los negocios inmobiliarios y hosteleros. Se tiene constancia de ingresos de grandes sumas de dinero metálico, seguidos de rápidos traspasos entre cuentas del grupo de empresas regido por ellos”.

En nota a pie de página del mismo informe se lee: “En la estructura societaria vinculada a Montaldo juegan un papel esencial las hermanas Ana Carlota e Inmaculada Fernández Duarte... quienes desde su despacho profesional gestionan como Administradoras o Apoderadas gran parte de las entidades que la componen”.

Por su parte, El País de 17 de noviembre de 2006 se refería a Montaldo en estos términos: “Un empresario italiano fue investigado por blanqueo para la Mafia: El empresario italiano detenido en la tercera fase de la Operación Malaya, Giovanni Piero Montaldo, ya fue investigado por sus delitos de blanqueo de dinero procedente de la mafia. Un informe elaborado por agentes de la Udyco relacionaba a Montaldo con un grupo mafioso liderado por Gianni Meninno, detenido en 2002 en Málaga... El grupo mafioso desarticulado traficaba con cocaína desde Sudamérica a Europa y estaba inmerso en el tráfico internacional de armas, así como en empresas del juego ilegal”

De hecho, su vinculación a miembros de Cosa Nostra en Marbella está documentada en los registros públicos. Así, por ejemplo y sin entrar de momento en más detalles, en la ahora extinguida AUTOCROSIO MARBELLA aparece como administradora única la citada por la UDYCO como “testaferro” de Montaldo, Ana Carlota Fernández Duarte, pero el 5 de abril de 1994 había sido nombrado apoderado Ugo Giovanni Giannino y el 22 de abril de ese mismo año, también consta el nombramiento como apoderados de Annetta Tatiana Eugenia Triacca y de Giovanni Piero Montaldo.

El tal Ugo Giovanni Gianino es uno de los hermanos Gianino que junto al fugado y al parecer muerto en extrañas circunstancias, Gianni Menino y al también reclamado por la policía italiana Felice Cultrera (por cierto, cuñado de la actual alcaldesa de Marbella) formaban en Marbella un círculo de miembros pertenecientes o relacionados ―siempre presuntamente, faltaría más― con Cosa Nostra y con la familia Rodríguez Balboteo.

Pues bien, entre las actividades de Gianni Montaldo estaba la de ser representante o apoderado de APEX 2000. De hecho, entre las actividades presuntamente delictivas de Montaldo o, en todo caso, dirigidas a encubrir la realidad de esas actividades, el informe de la Udyco citado antes dice lo siguiente: “En la misma línea de lo hasta aquí expuesto, interesa destacar la estrategia seguida por Montaldo consistente en la solicitud a los órganos de gobierno municipal del cambio en la titularidad de las licencias de obras concedidas traspasándoselas entre las diversas mercantiles por él controladas, solicitudes que son sistemáticamente concedidas por la Junta de Gobierno Local a pesar de estar recurridas judicialmente las licencias de obra por los órganos de la administración regional. Los cambios de titularidad de licencias de obras dentro del grupo de empresas relacionadas con Montaldo de los que se tiene constancia son: Expte: 1342/02. Titular: APEX 2000 SAU. Cesión a SUR INVERSIONES SEMA SL ―una de las empresas a través de las que se hicieron pagos a José Luis Martín―. Construcción conjunto residencial Santa María III. Acto Municipal CG de 27.11.03 ...”

Ya hemos visto que APEX 2000 es una de las marcas a través de las cuales gira IBERDROLA INMOBILIARIA pero es que Montaldo, además de tener la condición de representante o apoderado de esta empresa en Marbella, tiene otros nexos significativos con la entidad y uno de esos hechos relevantes es la presencia de Jesús Trillo Figueroa Conde, es decir, del que hasta recientes fechas era jefe del gabinete jurídico de IBERDROLA, en al menos una de las sociedades de Gianni Montaldo: FULICA ATRAS SL en la que Trillo es nombrado consejero en 2006 y en la que Montaldo cesa, también como consejero, en 2008.

Por supuesto, ni que decir tiene que Giovanni Piero Montaldo conoce a Javier Arteche Tarascón. En la declaración prestada ante el Juzgado de Instrucción nº 5 de Marbella el 17 de noviembre de 2006, folios 18.156 y siguientes del sumario Malaya, el presunto mafioso, asistido por el letrado Juan Carlos Ramírez Balboteo, declaró lo siguiente: “La sociedad PROMOCIONES ALMENACIR también es del declarante, tenía una parcela en Manilva que estaba interesado en vender. El Sr Roca se ofreció para hacer de intermediario pero quería tener la exclusiva en la intermediación pero el declarante nunca se la dio. El Sr Roca le presento a personas interesadas como un tal Arteche y también unos empresarios de Sevilla, pero finalmente le vendió la parcela a unas personas distintas de las que le había presentado el Sr Roca y a las que éste no le había presentado”.

Para finalizar ya, hay que recordar que el 14 de septiembre de 2008 El Mundo publicó una entrevista con Francisco Hernando “El Pocero”. Según el constructor, las obras que éste hizo en el hipódromo de José Bono ―Hipica Almenara― las pagaron sus patrocinadores y según ese mismo artículo “Los patrocinadores más presentes en las instalaciones son Porcelanosa -de las familias Colonques y Soriano-, Iberdrola -que preside Ignacio Galán-, Endesa -que preside ahora José Manuel Entrecanales y antes Manuel Pizarro- y Medio Ambiente Gestión Castilla-La Mancha SL”.

Vive Dios si no está resultando largo y estirado el hilo que empecé a seguir en el verano de 2006 desde el vetusto Ayuntamiento de Carranque... y aún no se vislumbra el ovillo... ¿o sí?

martes, 1 de septiembre de 2009

El alcalde de Noblejas, Agustín Jiménez, condenado por agredir a una concejal, cobra más de 7 millones de pesetas como asesor de Barreda

El alcalde Agustín Jiménez (en la foto) antiguo parlamentario regional; amigo personal de José Bono; relacionado en su condición de munícipe con ciertos negocios, por ahora frustrados, vinculados a Miguel Antonio Méndez Pozo ―otro amigo personal de Barreda― y como veremos en breve, también a gente estrechamente relacionada con la trama vasco-malaya; condenado como autor de una agresión contra la concejal de su propio partido, Belén Gutierrez, a la que propinó varios puñetazos delante de las cámaras de seguridad del Ayuntamiento, no sólo no ha sido reprobado por su partido, el PSOE de Castilla-La Mancha, sino que, además, ostenta el cargo de “Asesor de Presidencia” en la Junta de Comunidades, cargo por el que recibe 44.199 € anuales en concepto de retribución.

En otras palabras, este individuo cuyo destino lógico ―atendiendo a la más elemental ética, a la presunta postura de su partido y a la, no menos presunta, del propio Barreda― habría sido la expulsión inmediata; no solamente no ha sufrido ningún tipo de sanción, ni ha sido expulsado, ni ha recibido ninguna reprobación pública, sino que disfruta de la condición de “asesor” directo de José María Barreda, lo que le reporta, según su propia “declaración de actividades, bienes y rentas” de 2008, año en en fue condenado ―y en la que, por cierto, no se recoge ni un sólo céntimo de sus ingresos como alcalde de Noblejas― la sabrosa cantidad de más de 7 Millones de Pts. Anuales.

La enormidad de este cinismo y en general de la hipocresía que informa la política institucional en Toledo, se puede atisbar con cierta claridad comparando estos hechos con una de las últimas declaraciones de Barreda relativas a la violencia de género, incluidas en su blog personal, porque Barreda también tiene un blog:

«La violencia de género es una lacra a la que todos, hombres y mujeres, debemos plantar cara. Es inaceptable que en pleno siglo XXI sigan existiendo seres humanos que quieren abusar de otros seres humanos, que se creen en el derecho de poner la mano de encima, de lanzar un puñetazo contra alguien, sea hombre o sea mujer»

Fdo. José María Barreda, magister dixit et non facit y, además, Presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, personalmente asesorado por Agustín Jiménez, condenado por golpear a una mujer.