domingo, 12 de junio de 2011

José Bono brama ante el desmantelamiento de su tinglado manchego.


A la misma hora en que José Manuel Tofiñó era desalojado de la alcaldía de Illescas, Bono, viendo impotente el colapso de su régimen en Castilla la Mancha, no ha podido contener al jesuita iracundo que lleva en si.

Refiriéndose a los acontecimientos de Illescas ha declarado a la prensa “que Izquierda Unida va a quedar reducida 'a lo más sectario del Partido Comunista' y, además, sin disciplina porque 'el caso que le hacen a Cayo Lara -ha añadido- es el mismo que hacen en mi pueblo a la Cipriana en los títeres'.

Esto lo dice el individuo de la Hípica Almenara; el de la floreciente red de empresas familiares; el de las obras hechas por El Pocero y pagadas aún no sabe nadie por quién; el del caso Seseña; el de la permuta de los apartamentos de lujo en Estepona; el del fabuloso patrimonio inmobiliario; el que alegremente recibe regalos de su amigo el constructor Rafael Santamaría; el amigo íntimo del detenido en la operación Astapa Antonio Barrientos; el que puso al frente de CCM a Hernández Moltó; el que no ha evitado y quizás haya instigado, el préstamo de más de 200 millones de € a los “malayos” Roca, Pedro Román y Enrique Ventero; el del aeropuerto de Ciudad Real; el del Reino de Don Quijote; el postulante a ingresar en la “Guardia de Franco”; el que besuquea manos de cardenales y obispos cuando le conviene; el...

¿Le duele a Bono la “pinza”? Pues suponiendo que haya “pinza”, que no la hay, deberá saber este Lerroux moderno que puesto que la corrupción es, además de repugnante, una intolerable sobreexplotación del pueblo del que él se alimenta, si fuera necesario, contra ésta, contra la corrupción, no pinzas, sino tenazas se habrán de utilizar.


sábado, 11 de junio de 2011

Izquierda Unida desaloja a Tofiño del Ayuntamiento de Illescas, Toledo


Barreda y Tofiño y una maqueta
Así son las cosas y así debían ser, pues ninguna otra alternativa, consistente con la decencia, se presentaba a Izquierda Unida en la localidad toledana de Illescas, sino esta de arrojar sin contemplaciones fuera de la alcaldía a José Manuel Tofiño Pérez.

Quién quiera saber las razones y aún no las sepa, tiene en este blog detalladas muchas y muy cualificadas, pero lo que hoy le ha pasado al que fuera alcalde de Illescas y en breve también, ex presidente de la diputación de Toledo, trae causa de lo descubierto en el año 2007 cuando se desveló la vinculación de su hijo con la constructora PEYBER, hecho que originó la denuncia presentada por IU contra él por la presunta comisión de varios delitos relacionados con la corrupción.

Aquellas primeras sospechas que llevaron a IU a reclamar la intervención de la Fiscalía Anticorrupción fueron luego remachadas por nuevos hechos de los cuales el PAU de la vía férrea y la redacción del POM (Plan de Ordenación Municipal) han sido las gotas que han hecho imposible seguir tolerando lo intolerable.

Como héroe de tragedias antiguas –que no lo es– Tofiño ha sido víctima de la soberbia –ὕϐρις lo llamaban los griegos– de la desmesura y de la codicia. De la soberbia por creerse más poderoso de lo que le corresponde al maestro de escuela que en realidad es; de la desmesura, por despreciar la tenacidad y el esfuerzo de quienes no usan doblegarse y allanarse al arbitrio de caciques y tiranos; y de la codicia, por no ser capaz de resistirse a la tentación de buscar la fortuna de su hijo –y quién sabe de quién más– en los brazos de unos constructores agradecidos.

Hoy, cuando congestionado y medio paralizado por la incredulidad que su desventura le provoca, abandonaba el Ayuntamiento de Illescas y en la plaza se abrazaba efusivamente a familiares y deudos –más deudos que familiares– copiosas lágrimas han rodado por su mejillas.

No es para menos. ¿Dónde está ahora el rico y su poderío? ¿Dónde la vanagloria? ¿Dónde la briosa altanería? ¿Dónde están las caobas de los despachos, los cueros de los asientos, los lustres de los palacios, las armas de los pretorianos y las reverencias de los secretarios? ¿Qué ha sido del chófer y su auto, del lacayo y su bandeja, del adulador y sus zalemas, del cobarde y sus cobardías?.

Lloraba Tofiño esta mañana todo lo perdido, que es mucho y muy querido, viendo perplejo cómo pasan las glorias del mundo. Memento homine quia pulvis es et in pulvis reverteris y también recuerda, no lo olvides, honrado maestro de escuela, que en este mundo malo, mezquino y lastrado, aún hay hombres sin miedo y sin precio, que valen más que tú y todos juntos harto más que tú.



ANTE LA CONSTITUCIÓN DE LA NUEVA CORPORACIÓN MUNICIPAL EN ILLESCAS


Tofiño jurando el cargo de concejal
Las elecciones municipales celebradas el pasado 22 de mayo han configurado una nueva corporación con 10 concejales del P.P., 10 concejales del PSOE y 1 concejal de I.U., siendo el P.P. la lista más votada. Esta configuración, resultado de las urnas, hace que algunos de manera interesada pretendieran que Izquierda Unida tuviera que elegir entre dos opciones que no nos gustan, renunciando a nuestros principios e ignorando lo que los electores nos han dicho en las urnas a los tres grupos políticos.
Es sabido que I.U. y P.P. tenemos formas distintas de entender la actuación de las instituciones y administraciones públicas. Nuestras diferencias de criterio en cuanto a la gestión de servicios públicos, de la economía y del reparto de la riqueza, de los derechos sociales y libertades públicas, son cuestiones que explican la ausencia de pactos de gobierno entre Izquierda Unida y el P.P.
Por otra parte, si bien la distancia entre I.U. y PSOE es mas corta que la distancia que nos separa del P.P., también es verdad que la política desarrollada en los últimos años por el PSOE, tanto a nivel del estado como en nuestra comunidad y ayuntamiento, sitúan al PSOE mas cerca del P.P. que de I.U. En Izquierda Unida no compartimos el modelo de ciudad para Illescas que J.M. Tofiño y el PSOE han plasmado en el Plan de Ordenación Municipal (P.O.M.) y que siguen empeñados en sacar adelante. Desde I.U. hemos denunciado el P.O.M. por considerarlo disparatado en sus dimensiones, siendo el fiel reflejo local del urbanismo salvaje tan alegremente practicado en muchos lugares de nuestro país con las desastrosas consecuencias conocidas. Todas las alegaciones al P.O.M. presentadas por Izquierda Unida, así como las presentadas por las asociaciones ecologistas y ciudadanas, han sido sistemáticamente ignoradas y desatendidas. Desde I.U. hemos denunciado de manera reiterada y pública actuaciones urbanísticas promovidas por el gobierno de J.M. Tofiño/PSOE que entendíamos respondían a un interés de sus promotores y no al interés general. Incluso la llegada del Tren de Cercanías se ha visto contaminada por el empeño del gobierno local de condicionarla a actuaciones urbanística ligadas al soterramiento de la vía.
Las formas de gobernar de J.M. Tofiño y su equipo han suscitado rechazo en amplios sectores de la población, consideramos que en los últimos años no ha existido la transparencia necesaria en la gestión municipal. Nuestros votantes nos piden congruencia: No podemos otorgar nuestra confianza a un gobierno de J.M. Tofiño/PSOE para que siga desarrollando el modelo urbanístico que ha puesto en marcha, ello sería incongruente.
En Izquierda Unida no renunciamos a nuestros principios y no vamos a regalar nuestro voto para investir una Alcaldía, ni vamos a pactar el gobierno local ni con el P.P. ni con el PSOE. Asumimos el resultado de las urnas y, desde la posición en que nos han colocado los ciudadanos, aspiramos a ejercer una oposición responsable en defensa de los servicios públicos, luchando contra la especulación urbanística, exigiendo transparencia en la gestión municipal, en defensa de políticas de empleo y de la implicación municipal a favor de los desempleados que han agotado las prestaciones.
Sin ataduras, apoyaremos las propuestas que vengan desde el gobierno o desde otros grupos municipales cuando consideremos que son necesarias y positivas para el pueblo, y denunciaremos públicamente las actuaciones del gobierno cuando las consideremos contrarias al interés general. Con estas premisas, tendemos la mano a los grupos municipales del PSOE y del P.P. para alcanzar el máximo consenso posible que nos permita trabajar durante los próximos 4 años a favor de la ciudadanía de Illescas.
Gracias a todos los que nos han votado, esperamos no defraudar a nuestros votantes y servir bien desde la oposición a los intereses generales de Illescas.