sábado, 28 de febrero de 2009

El Banco de España quiere fuera de CCM a Hernández Moltó y a su ejecutiva antes de tapar el “agujero” de la Caja

Según publicó El Economista el pasado 27 de febrero del 2009, la posición del Banco de España con respecto a la actual cúpula directiva de CCM es que ésta «no debe permanecer en el grupo financiero fusionado y tiene previsto exigir su salida».

Hernández Moltó, en arranque insólito de abnegación, ha hecho oídos sordos a esta prevista exigencia del Banco de España y ha declarado a los medios de comunicación que es él el que está dispuesto a irse para facilitar la «fusión» con UNICAJA.

En realidad es irrelevante que Hernández Moltó, Juan Tomás Vidal, Rodríguez Holgado, etc. se vayan o les despidan con cajas destempladas. La salida de estos personajes es una medida de higiene elemental y no exenta de obligación legal, aunque no sea más que por analogía, pues igual que el comerciante quebrado padece inhabilitación para el ejercicio del comercio, el presidente y la directiva de una Caja llevada a la quiebra no deberían permanecer al frente de ésta y, no digamos, al frente de la entidad que absorbe sus despojos para evitar, en lo posible, no sólo el escándalo, sino también, la intervención de los Tribunales.

Entre tanto, José María Barreda, que cuando no está lírico, está épico, se puso épico ayer en el Parlamento regional y se refirió a las declaraciones de Carmen Riolobos, que le había acusado de «mangonear» la Caja «para hacer ricos a sus amigos», calificándolas de «barbaridad difamatoria e injurias» ―que digo yo que lo que querría decir es «barbaridad difamatoria e injuriosa»― Y añadió que el PP «no quiere una solución, sino un escándalo» con el objetivo «miserable» de deteriorar al Gobierno, cuando «lo que no ayuda nada es introducir desconfianza y alarma».

Aquí acabaron las explicaciones de Barreda sobre la situación de CCM. No contestó a las preguntas de la oposición, pero lo significativo es que esa oposición tampoco le preguntó sobre ciertas cosas que exigen respuestas y, desde luego, responsabilidades, no sé si penales, pero indudablemente, políticas.

¿Sabía o no sabía, Barreda, que la Caja presidida por Hernández Moltó, antiguo consejero de Hacienda de Bono, está asociada con uno de los principales imputados en la Operación MalayaEnrique Ventero― en Los Alcázares, en el proyecto Torre del Rame, en el que concurren fundadas sospechas de la participación de Juan Antonio Roca?

¿Sabía o no sabía o consintió por acción u omisión, Barreda, que la Caja presidida por Hernández Moltó había financiado con 40 Millones de € a Juan Antonio Roca?

¿Sabía o no sabía o consintió por acción u omisión, Barreda, que la Caja presidida por Hernández Moltó financió a Roca la compra del Palacio de Saldaña en Madrid?

¿Sabía o no sabía o consintió por acción u omisión, Barreda, que la Caja presidida por Hernández Moltó, prestó 30 Millones de €, a dos años, prorrogados por otros dos más sin ninguna otra garantía o penalización, a la sociedad PUERTA ORO TOLEDO, propiedad del «malayo» Pedro Román Zurdo y de su socio de confianza y fiduciario mientras duró la fuga de aquél, Juan María López Alvarez?

¿Sabía o no sabía o consintió por acción u omisión, Barreda, que la Caja presidida por Hernández Moltó está asociada con el referido Juan María López Alvarez, socio de Pedro Román y de Roca, en otras entidades como son CLAUDIA ZAHARA 22 y CORTIJO DEL MORO?

¿Sabía o no sabía o consintió por acción u omisión, Barreda, que la Caja presidida por Hernández Moltó está asociada a otras mercantiles del imputado en la Operación Malaya Enrique Ventero, como por ejemplo GESTIONES HERVEMU?

¿Sabe o no sabe Barreda si hay otros personajes importantes relacionados con CCM y con el propio Gobierno regional que estén asociados con el citado Pedro Román o con su socio Juan María López Alvarez?

¿Sabe o no sabe Barreda, o consintió por acción u omisión, que Javier Arteche Tarascón, imputado en pieza separada del Caso Malaya, así como otros miembros señalados de la llamada «trama vasca», han hecho y están haciendo negocios junto al arquitecto Miguel de Oriol e Ybarra en las localidades toledanas de Layos y Argés?

¿Sabe o no sabe, Barreda, si los negocios de estos miembros de la «trama vasca» han sido financiados en todo o en parte por CCM?

¿Sabe o no sabe, Barreda, qué está haciendo la Caja presidida por Hernández Moltó y otras empresas asociadas a ella, en Aranjuez, en la vecindad de los negocios del imputado Javier Arteche Tarascón, de Luis Maya Galarraga y de otros socios de la llamada «trama vasca»?

¿Sabe o no sabe, Barreda, quién es Alejandro Pompa y lo que está haciendo CCM en el campo de golf de Carranque?

En los próximos días y semanas, sin duda, surgirán más preguntas y ya veremos si todos o algunos de estos otrora arrogantes dignatarios, como en su día lo fue Mariano Rubio, no tienen que acabar escuchando a alguien gritarles: «míreme a la cara, señor... ».

viernes, 27 de febrero de 2009

El colapso de Caja Castilla-La Mancha y los intereses urbanísticos del consejero “transfuga” Germán Chamón

Ayer, en el pleno del Parlamento regional de Castilla-La Mancha el habitual tono lírico del presidente Barreda se endureció un poco. Afirmó que «el PP quiere un escándalo en CCM» y con palabras extraídas casi textualmente de la «carta abierta» que el presidente del Aeropuerto de Ciudad Real, Juan Antonio León Triviño, envió ayer a María Dolores de Cospedal, aseguró que «el Partido Popular no quiere una solución, quiere un escándalo» para erosionar a su Gobierno y a él mismo.

Lo cierto es que, al margen de lo que quiera o no quiera el PP, el escándalo de CCM no hay que buscarlo ni quererlo porque ya está encontrado y producido y sus artífices no son otros que quienes dirigen la Caja y quienes dirigen a los que dirigen la Caja, unos abiertamente, como Barreda y Hernández Moltó y otros por persona interpuesta, como es el caso de Bono, cuya preeminencia en la región coloca a Barreda en una posición vicaria apenas disimulada.

Hoy, El Confidencial, citando fuentes del Banco de España, asegura que el «agujero» en el que la gestión de Hernández Moltó ha sumido a CCM podría llegar a los 4.000 Millones de € ―665.000 millones de Pts., es decir, bastante más allá del medio billón de Pts.― «de confirmarse como fallidas determinadas contingencias de riesgo contraídas por la entidad» y añade que, también según las mismas fuentes, eso no es lo más preocupante. El mayor problema de CCM es que, como consta en las cuentas del ejercicio 2008 que están en poder del Banco de España, el «margen de intermediación de la Caja «fue prácticamente nulo» lo cual quiere decir que CCM no gana un céntimo con la actividad normal de cualquier entidad financiera, es decir, captando depósitos y prestando dinero.

Según las fuentes de El Confidencial, CCM debe a otras entidades 9.500 Millones de Euros ―un billón y medio, largo, de Pts.― prácticamente la mitad de los créditos que ella misma ha concedido; es decir, que la Caja de Hernández Moltó ha estado dando créditos con dinero ajeno contrayendo una deuda que ahora se come el beneficio normal de su negocio haciéndola totalmente inviable.

Pero como además CCM se ha endeudado de esa forma para financiar a un contado círculo de constructores que bajo la protección pública y, al menos aparentemente, incondicional de Barreda han llegado a constituir un oligopolio de facto en la región ―estoy hablando de Méndez Pozo, de los hermános Díaz de Mera, de Aurelio González Villarejo y de los Sanahuja, pero también de los malayos Juan Antonio Roca, Pedro Román Zurdo, Enrique Ventero, etc.― La cuestión que se plantea sobre la mesa es si en el fiasco y la inviabilidad de CCM sólo ha concurrido una gravísima negligencia o una actuación dolosa que exige la presencia de los fiscales y los jueces de la jurisdicción penal.

En este sentido, El Mundo publica hoy que el consejero de Caja Castilla-La Mancha Germán Chamón, representante del PP en la Caja que se ha negado a dimitir de su cargo según la postura de ese partido, disfruta de un crédito de 9 millones de Euros concedido por CCM del que aún faltan por liquidar 5 millones.

Dicho crédito está concedido a la mercantil VERDE DESARROLLO URBANOS DE CASTILLA-LA MANCHA S.A. en la que Chamón dice tener un 20% y que pertenece mayoritariamente a Antonio Miguel Mendez Pozo, condenado a prisión por el «Caso de la Construcción de Burgos». El consejero delegado de la empresa es Perfecto Alvarez Muñoz, que también ocupa el cargo de director general del área comercial y de marketing de CCM y es tío carnal de Héctor Alvarez, gerente de urbanismo del Ayuntamiento de Cuenca.

No acaban aquí los nexos del tal Perfecto Alvarez. Resulta que además de ser tío de su sobrino, director general de CCM y socio del consejero transfuga Augusto Germán Chamón Arribas, también es socio de CONSTRUCCIONES VILLAREJO SA y apoderado de PROMOCIONES GONZÁLEZ SA, es decir, también es socio de Aurelio González Villarejo.

El Sr. Chamón ha negado que los 5 millones de Euros a los que se refiere El Mundo condicionen en absoluto su criterio sobre la situación de CCM y que esa sea la causa que le ha llevado a romper la disciplina de su partido, una de las cosas más difíciles de romper en España, como todo el mundo sabe.

Lo que ocurre es que sobre la voluntad y buen criterio del Sr. Chamón, probablemente, no sólo pesan los 5 millones del crédito que le ha concedido Hernández Moltó. También tiene considerable vis atractiva su asociación empresarial con Antonio Miguel Méndez Pozo, con Perfecto Alvarez Muñoz y, aunque sea indirectamente a través de este último, con Aurelio González Villarejo, a más claro está, de los intereses inmobiliarios que le conciernen en la provincia de Cuenca y que dependen de decisiones políticas que pueden ser poderosamente influidas, si es que no están directamente en sus manos, por el Gobierno regional de Barreda.

La sociedad VERDE DESARROLLOS URBANOS DE CASTILLA-LA MANCHA S.A. en la que Germán Chamón participa junto a Antonio Miguel Méndez Pozo, según informa “El Cronista Independiente de Cuenca”, ha presentado diversos PAUs en localidades que circundan la ciudad de Cuenca. El negocio, naturalmente, radica en la compra de suelo rústico a precios ínfimos y su posterior recalificación; lo que ocurre es que con la recalificación ni Germán Chamón ni “Michel” Méndez Pozo se dan por satisfechos.

Por ejemplo, uno de los PAUs de VERDE DESARROLLOS es el presentado en la localidad conquense de Villar de Olalla donde se pretende construir 1.100 viviendas. El PAU, en sí mismo, puede ser un buen o mal negocio pero si junto a él se sitúa la estación del AVE, no cabe duda de que la revalorización del suelo se disparará, incluso, en medio del hundimiento del gremio inmobiliario. Pues bien, eso es lo que La Tribuna de Cuenca, periódico propiedad de Méndez Pozo ha estado defendiendo, con éxito, desde un principio.

La estación del AVE tenía dos posibilidades. Llegar hasta la propia ciudad de Cuenca o quedarse a 6 Km de allí, en el paraje de la Estrella, junto a los intereses urbanísticos de Germán Chamón (en la foto) Y de Méndez Pozo y de Perfecto Alvarez.

El pasado 20 de junio del 2008, El Economista publicaba que el alcalde de Cuenca, Francisco Pulido, defendiendo la parada del AVE en la ciudad, dijo: «y para eso la estación tendrá que estar en el paraje de la Estrella», afirmación rotunda con la que estuvo de acuerdo el Consejero de Medio Ambiente y Desarrollo Rural del Gobierno de Barreda, José Luis Martínez Guijarro.

Las plusvalías generadas al establecer una estación del AVE junto a su PAU y el apoyo a tal pretensión del Gobierno de Castilla la Mancha, es un poderoso y cualificado acicate para inclinar su voluntad hacia las posturas mantenidas por ese mismo Gobierno y por Hernández Moltó en lo que se refiere a la absorción de CCM por UNICAJA, pero Augusto Germán Chamón asegura que quien crea que una cosa así le puede influir a él, es que no le conoce.

A su vez, si a la estación del AVE se suman, como también defiende y procura La Tribuna de Cuenca otras infraestructuras como el nuevo hospital y un futuro polígono industrial, las plusvalías de los PAUs de Méndez Pozo y Germán Chamón, aumentarían aún más y eso parece otro importante motivo para apoyar, aún en contra del propio partido, a Juan Pedro Hernández Moltó y al Gobierno de Castilla la Mancha.

Pero es que, además, en estos asuntos urbanísticos de la llamada «Corona de Cuenca» los intereses de la mercantil VERDE DESARROLLOS etc. se mezclan con los del consorcio DAVECON. Según “El Cronista Independiente de Cuenca”, una de las empresas que lo integran es DALPA y de ella fue socio Gonzalo Igualada ―que aún sigue ligado a la empresa― ingeniero jefe del área de Obras y Planificación del ayuntamiento de la ciudad.

Gonzalo Igualada fue quien redactó un informe, esencial para dar por buena la localización de la estación del AVE en el paraje de la Estrella, que modificaba los datos de la cartografía oficial y contradecía otro informe presentado por el también ingeniero de caminos del Ayuntamiento, Vicente Belinchón Carlavilla. Se da la circunstancia, según el grupo Independientes por Cuenca, que el informe del ingeniero Vicente Belinchón fue ocultado por el entonces alcalde Martínez Cenzano durante la negociación del «Pacto por Cuenca», un acuerdo político favorable a la estación del AVE en la Estrella.

El consorcio de empresas DAVECON tuvo también protagonismo en una oscura operación urbanística en Cuenca: la del recinto ferial de la que se hablará aquí en breve. Aquél caso puso ya de relieve las muy estrechas relaciones entre las empresas que integran DAVECON y el Ayuntamiento de Cuenca en el cual Héctor Alvarez, sobrino carnal de Perfecto Alvarez Muñóz, el ejecutivo de CCM y socio de Chamón y Mendez Pozo, ocupa el cargo de Gerente de Urbanismo.

DAVECON está integrada por las siguientes constructoras: CONSTRUCCIONES DALPA SA, CONSTRUCCIONES CONCA SL, CONSTRUCCIONES VERLIZ SA, CONSTRUCCIONES TRIGUERO HERMANOS SL y EDDENCA SL.

El ingeniero de caminos municipal, Gonzalo Igualada Puerta¸ a quien me he referido antes, fue accionista y administrador de construcciones Dalpa. En la actualidad es presidente de la Fundación Dalpa de la que es vicepresidente el administrador único de CONSTRUCCIONES DALPA.

Manuel Ángel Carrascosa García, aparejador municipal en excedencia, tiene vinculaciones familiares con accionistas y responsables de CONSTRUCCIONES CONCA SL. En concreto, tanto él como su mujer figuran como apoderados y sus dos hermanos como administradores.

Pablo Martínez Pando, técnico urbanista municipal, es vicepresidente de la empresa PROMOCIONES VERMA S.A. de la cual es presidente, el presidente de CONSTRUCCIONES VERLIZ SA.

Ni que decir tiene que la primera piedra del Recinto Ferial de Cuenca fue colocada por José María Barreda

jueves, 26 de febrero de 2009

El PP contesta al presidente de CR Aeropuertos que no acepta chantajes “de un individuo que acaba de demostrar su catadura moral”

Ayer, 25 de febrero del 2009, Juan Antonio León Triviño (en la foto con traje claro junto a Barreda y Nemesio de Lara) difundió una carta abierta a Mª Dolores de Cospedal (que se puede descargar desde aquí) En la que después de explicarle que con la actual Ley del Suelo de Castilla-La Mancha (LOTAU) «sería legalmente imposible construir en los suelos del aeropuerto un hotel o unas oficinas para una empresa que no fuese propiedad exclusiva del Aeropuerto de Ciudad Real. Sin la modificación de dicha LOTAU sería imposible seguir desarrollando el proyecto del aeropuerto»; añade, que le están llegando «comentarios muy negativos» que por supuesto no puede «creer ni entender», relacionados con Cospedal, comentarios de los que le da traslado para que Cospedal no permanezca en la inopia:

«Los comentarios que me llega, de tu entorno ―dice León Triviño― Son de varios tipos y me permito trasladártelos:

Por un lado, según dicen, estás tratando de confundir a la gente de tu Partido (incluido Mariano Rajoy, Presidente de tu partido) ―valga el pleonasmo, añado yo― Haciéndole llegar que en Castilla-La Mancha se está preparando una modificación de la LOTAU para que los amigos del Presidente regional puedan dar un pelotazo y ganar mucho dinero con el Aeropuerto»

Eso, según el Sr. León Triviño es rotundamente falso porque «el único objetivo común es desarrollar un proyecto que sea beneficioso para toda la región».

Que alguien pretenda atribuir al Sr. León Triviño, a Domingo Díaz de Mera y a algunos otros la pretensión de obtener beneficios multimillonarios, modificación de la Ley del Suelo de Castilla-La Mancha por medio ―algo inaudito, un desvarío sin duda― debe ser muy ominoso para unas personas que sólo piensan en el beneficio «para toda la región», pero es que ahí no queda la cosa.

Además, según le «comentan» a Juan Antonio León Triviño, «estásCospedal, se entiende― tratando de utilizar nuestro proyecto para desprestigiar a la Caja de Castilla-La Mancha y a los socios que participamos en él, marcándote como objetivo poder criticarnos... Para de esta forma buscar cómo responsabilizar a nuestro Presidente regional».

Finalmente, sin lugar a dudas para que Cospedal se entere de hasta qué punto hay gente mala, maledicente, insidiosa y de lengua tan ponzoñosa que de mordérsela caerían fulminados sin remedio, le dice que «no faltan comentarios que tienen que ver con otro tipo de relaciones personales que te afectan con un ex consejero ―creo que aquí falta alguna coma o sobra algún anacoluto― de la Corporación de Caja Castilla-La Mancha que fue impuesto por ti en la misma en perjuicio de gentes de nuestra región que podrían haber defendido mejor los intereses de todos».

Con estas, Juan Antonio León Triviño acaba rogando a Cospedal que ella y su grupo parlamentario apoyen la modificación de la LOTAU sin la cual el negocio del Aeropuerto de Ciudad Real resultaría imposible, igual que el del aledaño complejo llamado El Reino de Don Quijote, y esto no por ánimo de lucro ni porque Díaz de Mera, León Triviño y sus otros socios pretendan que la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha ―Gobierno regional, dicho en corto― y el Parlamento de la Comunidad les confeccionen leyes a medida y les aprueben un urbanismo a demanda; sino por «el beneficio de toda la región».

Pues bien, resulta que las buenas intenciones del Sr. León han sido totalmente malinterpretadas por el PP y por María Dolores de Cospedal que, en lugar de tenerlas por lo que son, un afectuoso intento de advertir a Cospedal para que salga al paso de tanto rumor «muy negativo» que le «trasladan» a Juan Antonio León; han creído ver en la carta de éste una insidiosa amenaza, y a causa de ello el Comité de Dirección del PP ha contestado a la carta de marras en estos términos:

«... haciendo referencia a unos supuestos comentarios que, de una manera impropia de una persona seria y responsable y que también reúne en su persona la condición de presidente de la Cámara de Comercio de Ciudad Real, asegura que le han hecho y que, si no retira usted inmediatamente, deberá demostrar que efectivamente se los han hecho o que pudieran ser ciertos –que no los son, sin duda- delante de un juez.

...

Le diremos que esté Comité, que representa a más de 50.000 afiliados del Partido Popular de Castilla-La Mancha, jamás cederá a la presión o chantaje de cualquier tipo, venga de quien venga y menos de un individuo que acaba de demostrar su catadura moral con la carta que envía a los medios de comunicación, llena de insinuaciones, amenazas veladas o plena de mentiras burdas, las más de las veces. Así mismo, lamentamos profundamente que el cargo de presidente de la Cámara de Comercio sea detentado por una persona que no hace honor a la institución y que se dedica a hacer política, cuando no otras cosas.

Seguidamente le recordamos que sus amigos del PSOE, entre los que se encuentra “su presidente”, (con quien por cierto esta misma mañana ha estado usted, casualmente, departiendo amigablemente) pueden perfectamente aprobar esa Ley con la mayoría absoluta que le otorgaron las urnas».

Teniendo en cuenta que el Sr. Juan Antonio León Triviño es un hombre muy celoso de su buen nombre y reputación, no parece probable que acepte mansamente que se le llame «individuo», que se ponga en duda su «catadura moral», que se le tilde de «chantajista», propagador de «burdas mentiras», etc. etc.

Mucho me temo que los Tribunales de Toledo van a tener que presenciar en breve una conflagración formidable entre juristas de gran talla... O no, porque después de todo no es lo mismo enfrentarse al aparato jurídico del PP, que querellarse contra el periodista y blogger Carlos Otto Reuss, que fue despedido fulminantemente de «El Día de Ciudad Real», uno de los periódicos de Díaz de Mera, tras cometer la imponderable ofensa de llamarle ―a Díaz de Mera, digo― «capo culipardo», lo que le ha valido que tanto éste como León Triviño pretendan presentar contra él sendas querellas por injurias y calumnias.

Por cierto, para entendernos: culipardo ―que ya me he ilustrado sobre el término― es a ciudadrealeño, más o menos, lo que bolo a toledano, de forma que «capo culipardo» es algo así como «jefe ciudadrealeño».

miércoles, 25 de febrero de 2009

Caja Castilla-La Mancha oculta sus activos tóxicos mediante una sociedad sin oficinas ni personal

Según publica hoy El Mundo, CCM estaría enmascarando su «agujero» cercano, si es que no superior, a los 3.000 Millones de Euros, medio billón de Pts., mediante una sociedad instrumental, sin personal ni oficinas, destinada a adquirir «activos tóxicos» para evitar tener que contabilizarlos en las cuentas de la Caja.

Para Juan Pedro Hernández Moltó y para los «voceros» del Gobierno de Barreda, el desvelamiento de estos datos son parte de una «campaña brutal» contra CCM. También serían parte de esa «brutal campaña» las noticias aparecidas sobre la financiación a dos sociedades del «malayo» Juan Antonio Roca, con 40 Millones de €; la financiación de la compra del Palacio de Saldaña en Madrid, también a Roca; la financiación a Pedro Román Zurdo ―teniente de alcalde de Jesús Gil y también detenido e imputado en la Operación Malaya― Y a su socio, que igualmente lo es o ha sido de Roca, Juan María López Alvarez, con 30 Millones de € como crédito hipotecario a dos años sobre una finca de Bargas, Toledo; la participación en LAS LOMAS DEL POZUELO con el detenido e imputado en la Operación Malaya, Enrique Ventero Terleira; la participación con un 25% en VILLA ROMANA GOLF, en Carranque, Toledo, cuyo Alcalde, Alejandro Pompa Mingo (en la siguiente foto, a la derecha de Tofiño) Está imputado, junto al consejero de la mercantil, Jesús María Gallego Peinado ―aparejador municipal del Ayuntamiento y amigo íntimo de Pompa― por 9 presuntos delitos cometidos durante la tramitación de ese PAU, etc. etc. porque no termina aquí la lista de las operaciones «dudosas», si es que no simplemente sospechosas, de las que existen datos absolutamente contrastados.

Con esto a la vista y con lo que queda por ver, Hernández Moltó, lo que debería hacer en primer lugar, es no confundir su persona con la Entidad a la que ha llevado a una situación de quiebra virtual. En segundo lugar debería explicar quién, si es que él no ha sido, ha hecho que CCM se convierta en el instrumento financiero de una presunta organización de delincuentes, y utilizo la expresión «organización de delincuentes» para referirme a la trama «malaya» porque es así como el Auto de imputación de 18 de julio del 2007 dictado por el Juez Miguel Angel Torres calificó a la urdimbre de sociedades y testaferros de Roca.

Mientras esperamos sentados a que Hernández Moltó conteste a estas cuestiones, no estaría de más preguntarse también si toda esta información no está despertando el interés de la Fiscalía Anticorrupción.

En fin, para amenizar la espera reproduzco a continuación el artículo de El Mundo publicado hoy y firmado por Cristina Caballero y por Carlos Segovia, el cual se puede descargar íntegro desde aquí.

CCM desvía sus activos “tóxicos” a una sociedad para contener la morosidad

Caja Castilla-La Mancha ha transferido ya 450 millones de euros en créditos dudosos.

Cristina Caballero/Carlos Segovia.

La deteriorada situación financiera de Caja Castilla-La Mancha (CCM) le ha llevado a transferir algunos de sus activos tóxicos -préstamos impagados o dudosos- a una sociedad creada ex profeso con el objetivo de contener su morosidad.

Según ha podido saber este periódico de fuentes internas de la entidad, la sociedad, denominada Midamarta, actúa como un banco malo, es decir, compra a CCM los préstamos impagados y los créditos que antes del vencimiento tengan muchas posibilidades de ser calificados como morosos. La caja se libera así de esos activos y contiene su ratio de morosidad oficial en niveles menos espectaculares.
CCM constituyó Midamarta a finales de diciembre de 2006, y durante los dos últimos años ha estado adquiriendo activos dudosos procedentes de su entidad matriz. Su saldo asciende ya a 450 millones de euros, aunque la actividad de este banco malo se intensificará probablemente este año.

La caja manchega se encuentra en plenas negociaciones con Unicaja para una eventual fusión, y necesita presentarse lo más saneada posible. Hoy está previsto que el consejo de la entidad autorice al presidente, Juan Pedro Hernández Moltó, a iniciar conversaciones formales con la caja andaluza.
Todas las operaciones que ya están clasificadas como morosas entran en Midamarta, de modo que esos préstamos dudosos desaparecen de la gestión normal de la caja y figuran en esa sociedad. «Cuando llegue el vencimiento del préstamo Dios dirá, pero por ahora la caja se quita el problema de encima», asegura la fuente consultada. A medio plazo, la caja tendría varias opciones: vender la sociedad, forzar la suspensión de pagos o capitalizarla. Un portavoz de CCM admitió a este diario la existencia de esta sociedad y la justificó diciendo que «hay muchos bancos que también lo están haciendo». Fuentes bancarias reconocen que la creación de este tipo de sociedades ha proliferado en los últimos tiempos.

Sin embargo, la peculiaridad de CCM es que la tasa de morosidad de la caja manchega ha crecido peligrosamente durante el último año, hasta situarse en la segunda más alta del sector, por encima del 4,5%. Teniendo en cuenta que hay muchos préstamos impagados en Midamarta que la caja no contabiliza en su estructura convencional, esa tasa podría ser en realidad superior, incluso más del doble, según las fuentes consultadas. El agujero de CCM podría ascender a casi 3.000 millones. La caja tiene unos 1.200 millones declarados como morosidad real. Además, cuenta con cerca de 500 millones comprometidos en operaciones de refinanciación.

«La refinanciación es un malabarismo que los bancos y cajas están haciendo para evitar calificar ese crédito como moroso, pero en su fuero interno saben que hay muchas posibilidades de que la mayoría no salga adelante y se quede finalmente sin pagar», explica una fuente bancaria. Las compañías a las que está refinanciando mayoritariamente la caja son empresas inmobiliarias, que ante la imposibilidad de pagar los créditos, piden tiempo para conseguir más dinero.
Por último, la caja manchega tiene otros 500 millones de euros en préstamos pendientes de vencimiento, la gran mayoría de ellos relacionados con el ladrillo. Sumadas todas estas cifras a los 450 millones de euros en préstamos «dudosos» que ya ha comprado Midamarta, el resultado asciende a 2.650 millones, que sería el agujero que tendrá que afrontar Unicaja si finalmente la fusión sale adelante.

La sociedad de activos tóxicos, que no tiene personal a su cargo ni tampoco oficinas, está presidida por el director general de CCM, Ildefonso Ortega. El consejo de Midamarta sólo lo componen dos personas más. Una es Javier Saiz Alonso, subdirector general de Riesgos de la caja manchega y consejero de Analistas Financieros Internacionales (AFI).

Hernández Moltó sostiene que hay una «brutal campaña» contra CCM injustificada y ha dado garantías a los depositantes.


Expediente a los díscolos del PP

Los dos consejeros 'díscolos' propuestos por el PP que se negaron a abandonar el consejo de la caja manchega, desoyendo la petición del Partido Popular, serán expedientados. Así lo acordó ayer el Comité Ejecutivo regional del PP. Germán Chamón y Tomás Martín-Peñato fueron las dos únicas personas, de entre los nueve representantes que el PP tiene en los órganos de gobierno de la caja, que desobedecieron al partido y decidieron continuar en el consejo. El PP quería mostrar su desacuerdo con el proceso de fusión con Unicaja iniciado por la caja manchega «a espaldas del consejo, de los trabajadores y los impositores y en un proceso pilotado desde Ferraz», como denunció la formación política.

En ese sentido, el Comité Ejecutivo Autonómico del PP de Castilla-La Mancha aprobó ayer una resolución en la que pide al presidente regional, José María Barreda, que dé explicaciones en las Cortes de Castilla-La Mancha sobre su «renuncia» a CCM. «Exigimos a Barreda que no renuncie a la mayor institución financiera regional, y que defienda un instrumento que tan preciso es para nuestra tierra». En el caso de que se produzca «un saneamiento público de CCM» el PP quiere que eso «sirva para que CCM siga en Castilla-La Mancha» y aclara que, si tal situación se produjese, demandará la asunción de responsabilidades «tanto por los gestores como por la entidad tutelante, es decir, el Gobierno regional». Caja Castilla-La Mancha tiene que quedarse en la región «y si se sanea, con más razón», apuntó ayer María Dolores de Cospedal, secretaria general de los 'populares'.

La caja celebrará mañana un consejo en el que está previsto que se autorice al presidente de la entidad, Juan Pedro Hernández Moltó, a iniciar conversaciones formales con Unicaja. Además, el consejo podría abordar la toma de posesión de Francisco Galán Polo y Emilio Loriente Piqueras como nuevos consejeros de este organismo, en sustitución de Rosa Romero y Emilio Sanz, respectivamente, los dos vocales que presentaron su dimisión la pasada semana.

Críticas desde las filas socialistas

Gaspar Zarrías, vicepresidente de la Junta andaluza, acusó ayer al PP de «intentar torpedear» la fusión entre Unicaja y CCM, una actitud que atribuyó «al grado de desesperación» política en la que se encuentra.

El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Santiago Moreno, indicó que no existen precedentes de una agresión «tan brutal» a una institución financiera.

martes, 24 de febrero de 2009

¿Tiene arte o parte Caja Castilla-La Mancha en el nombramiento de un hombre del “malayo” Ventero como Consejero Delegado de Inmobiliaria Colonial?

Aquí ya he documentado ampliamente la asociación entre Caja Castilla-La Mancha y Enrique Ventero Muñóz, detenido e imputado durante la Operación Malaya (véanse los a los capítulos uno, dos, cuatro y siete de “La Conexión Malaya”).

Conviene recordar, a pesar de todo, que dos hombres de CCM, muy conocidos en Carranque, Juan Tomás Vidal y José Luis Rodríguez Holgado, vicepresidente uno y consejero el otro de VILLA ROMANA GOLF, la empresa promotora del campo de golf de ese pueblo toledano, están representando a CCM en el consejo de administración de LAS LOMAS DEL POZUELO, en Los Alcázares, Murcia.

Recordemos, también, que en la constitución de esa empresa, que opera en la vecindad inmediata de propiedades descubiertas a Roca en la misma localidad murciana, estuvo ―si es que aún no está― como accionista, el famoso Luis Portillo, el mismo que para asaltar COLONIAL y luego llevarla a uno de los primeros y más sonados fiascos inmobiliarios de este período, reunió una dotación de presa en la que aparecían Domigo Díaz de Mera, los Barco Fernández, Juan Gracia Jiménez, la Koplowitz, Aurelio González Villarejo, los Nozaleda, el íntimo de Bono Rafael Santamaría y José Ramón Carabante entre algunos otros; es decir, la flor y nata del empresariado áulico de José María Barreda.

No es este, no obstante, el único negocio que Juan Pedro Hernández Moltó (o si se prefiere, CCM) Mantiene con Enrique Ventero. Por ejemplo, en GESTIONES HERVEMU S.L. la Caja de Hernández Moltó tiene un 50% del capital y en su consejo de administración Juan Tomás Vidal (el mismo que fuera Secretario General Técnico de la Consejería de Economía y Hacienda ―dirigida por Hernández Moltó― Director General de Hacienda y Director General de Planificación y Tesoro de la misma Consejería; todo ello durante los Gobiernos de José Bono y desde 1987 hasta 1997) Ocupa el puesto de Consejero Delegado.

José Luis Rodríguez Holgado es administrador, lo mismo que Guillermo García Mauriño Ruiz Berdejo. La presidencia, naturalmente, la ocupa un hijo de Enrique Ventero, a saber: Joaquín Ventero Muñóz.

Teniendo en cuenta estos hechos, es decir, que la relación entre Hernández Moltó y Ventero no se puede considerar puntual y anecdótica, debemos poner atención en una noticia que pasó desapercibida hace poco tiempo. Se trataba del nombramiento de Pedro Viñolas Serra (en la foto) Como consejero delegado de INMOBILIARIA COLONIAL a petición de Aurelio Gonzále Villarejo y de los Nozaleda, los cuales mantienen un porcentaje significativo del accionariado de la inmobiliaria desde que la asaltaron, OPA mediante, de la mano de Luis Portillo.

Pues bien, ocurre que uno de los consejeros de VENTERO MUÑOZ S.A., la matriz del grupo de empresas de Ventero, es ese mismo Pedro Viñolas Serra, el cual a su vez es administrador solidario de la mercantil BOLSA 8 AGENCIA DE VALORES Y BOLSA S.A.

Se da la notabilísima coincidencia de que en esa misma agencia de valores, Gonzalo Astorqui Zabala fue consejero hasta 1991. Este Gonzalo Astorqui formaba parte de la organización de Roca y no de cualquier manera.

El Auto de Imputación de la Operación Malaya dice de él, entre otras muchas más cosas, lo siguiente: “Más importante es la aparición de Julio Blasco y sobre todo de Gonzalo Astorqui Zabala, que al inicio se encargan de dirigir bajo la supervisión de Roca las sociedades Masdevallía que promueve en Murcia. Ante la próxima jubilación de Manuel Sánchez Zubizarreta y mejorar de cara al futuro la organización, Gonzalo y su equipo van poco a poco asumiendo las funciones del Gabinete y de Manuel Sánchez y sustituyendo a este en la estructura que sigue recibiendo fondos de procedencia ilícita de lo que todos sus miembros son plenamente conscientes”.

Así que lo que tenemos aquí es que los Nozaleda y el amigo personal de Bono, el conquense Aurelio González Villarejo, acaban de imponer el nombramiento en esa mercantil de un hombre del detenido e imputado Enrique Ventero que, además, está ligado, aunque sea indirectamente, a Gonzalo Astorqui, testaferro y encargado de perfeccionar la organización de Roca y que, para más coincidencias, se encargaba de dirigir las sociedades de éste en Murcia, especialmente MASDEVALLÍA, precisamente la misma sociedad a la que CAJA CASTILLA-LA MANCHA otorgó un crédito de 40 millones de Euros, en pesetas bastante más de seis mil seiscientos millones.

Como he dicho, el nombramiento de Pedro Viñolas se produce a instancia de Aurelio González Villarejo y de la familia Nozaleda y no se nos escapa la estrechísima relación de Gonzáles Villarejo con CAJA CASTILLA-LA MANCHA. Por ejemplo, sin ir más lejos, su hijo, Alberto González Tostado forma parte del consejo de administración de CCM DESARROLLO INDUSTRIAL.

También, y esto sigue siendo significativo, porque no salimos del universo malayo, sino que nos adentramos en él (por no hablar, recordemos al señor Blanco Balín, de la Operación Gürtel) Tanto González Villarejo como Díaz de Mera son constructores que han estado o están asociados con la cadena hotelera NH HOTELES.

Aquí ya he informado de ciertas relaciones mercantiles entre NH HOTELES y algunos de sus directivos, como Gabriele Burgio y Roberto Chollet; con Juan María López Alvarez, socio de Roca y de Pedro Román y, sobre todo, socio de CCM en más entidades de las que, tal y como están las cosas, le gustaría reconocer a Hernández Moltó.

También he informado de la íntima conexión existente entre Heraclio López Sevillano y Montserrat Corulla. Respecto a esto, en su día señalé un hecho importante. En el Tomo LXXXIII, folios 23.755 y 23.756 de las Previas 4796/05, es decir, del Sumario Malaya consta una lista de invitados a una fiesta de Roca. Según esa lista, en la mesa 9 estaban sentados Joaquín Arteaga y señora, Gonzálo Astorqui y señora, José María Elorza y señora, Motserrat Corulla y el ejecutivo de la cadena NH Hoteles, Heraclio López Sevillano y señora.

Es decir, Roca reúne en la misma mesa a un grupo de personajes que debían conocerse y, por lo tanto, sentirse cómodos compartiendo mantel y amena conversación, y resulta que en esa mesa se sienta, junto al ejecutivo de NH, Gonzalo Astorqui, un hombre clave de Roca y que, además, precedió (Astorqui cesa en sus cargos en el 91 y Viñolas es nombrado administrador solidario en el 93) En el consejo de administración de BOLSA 8 AGENCIA DE VALORES Y BOLSA al nuevo y flamante consejero delegado de COLONIAL, Pedro Viñolas Serra, nombrado por imposición de González Villarejo y sus consortes en la inmobiliaria.

En fin, ya sea casualidad o trampa de tahúr, tiremos cuantas veces tiremos los dados, aquí siempre sale el siete o, mejor dicho, siempre salen siete, porque estos protagonistas tan reincidentes apenas superan la media docena.

Pero hay otra cosa que llama poderosamente la atención. El pasado 21 de junio del 2008 La Verdad de Murcia publicaba un artículo titulado «Roca admite que compró el proyecto junto a amigos vascos y a un abulense» En ese artículo se leía lo siguiente:

«Iban de la mano. Juan Antonio Roca, el empresario vasco Javier Arteche, de la firma Obarinsa S.L. y el promotor de Ávila Enrique Ventero, propietario de Vemusa S.L., constituyen algo así como las tres patas de un mismo banco. Como las pirañas, llegaban en grupo a cualquier lugar por el que se propagase el olor a negocio inmobiliario. Y Los Alcázares no fue una excepción: llegó Roca, sentó sus cabales en el municipio, y después de él, y de su mano, llegaron sus amigos vascos y el abulense que, a cuenta de sus peligrosas amistades, acabó viéndose imputado en la Operación Malaya».

Lo que le pasó desapercibido al redactor de La Verdad de Murcia es que Ventero tampoco estaba solo, sino que con él también iban Luis Portillo y la caja de Hernández Moltó, lo que viene a ser un elemento a tener en cuenta para explicarnos que hacen en Toledo, porque están en Toledo, Arteche Tarascón y sus otros amigos vascos junto al detenido durante la Operación Astapa, Luis Fernando Linares Torres.

Pero a lo que ahora iba no era a esto, sino a que cuanto más avanzan las investigaciones, más se comprueba que la colaboración entre Ventero y Roca y entre Ventero y Gil o sus derechohabientes ―véase el negocio del estadio Vicente Calderón― No es en modo alguno puntual y además viene de antiguo y eso a pesar de que Roca parece despreciar solemnemente a Ventero y digo esto porque no sabría cómo interpretar de otra forma el contenido de las conversaciones que transcribo a continuación y que constan en el Sumario Malaya.

El día 19 de enero de 2006 a las 13:13:19, Roca habla con Raquel Escobar, funcionaria del Ayuntamiento de Marbella sobre cierto problema que tiene con Ventero:

Roca: Si

Raquel: Oye

Roca: Mande.

Raquel: Con el calor que estás dando con el proyecto de reparcelación (el de Ventero) y ahora me dice Auxi que has dicho que se pare.

Roca: Claro, es que resulta, que... que estoy como puta por rastrojo, diciéndole al cabrón este (es decir, Ventero) me explico, que me pague 75 millones de pesetas...

Raquel: Si.

Roca: Que tiene que pagar de lo... la liquidación esta que le estamos haciendo.

Raquel: Lo de la retasación aquélla del presupuesto.

Roca: Efectivamente.

Raquel: Y que te dice que no.

Roca: No, dice no... cuando esté todo, digo cuando esté todo te vas a enterar tú ahora de lo que vale un peine.

Raquel: Coño, pero si además tiene ya hasta el decreto firmado y se ha llevado el anuncio de publicación y todo...

Raquel: Y ahora encima no quiere pagar.

Roca: Si, pues se va a enterar.

Raquel: Pues tu sabes qué deberías de hacer, mandar a Merino a que haga una valoración del presupuesto del aprovechamiento medio, verás como se le quitan todas las tonterías.

Roca: Yo creo que sí.

Raquel: Imagínate lo que se le viene encima como tenga que pagar esa cesión.

Roca: Si, si.

Raquel: Total que entonces lo dejamos parado por ahora...

Roca: Nada, nada.

Raquel: La congelo.

Roca: Ni caso.

No obstante, el asunto de Ventero sigue preocupando en el Ayuntamiento y el 23 de enero, también del 2006, Roca habla con Tomás Reñones, concejal de la Corporación y antiguo jugador del Atlético de Madrid:

Tomas: Mira una cosa ¿El tema de, de Ventero cómo va eso?

Roca: Nada, como te he dicho eso, esperándolo, ahora esperando, ahora que me esperen a mí ¿T'an llamao a tí, t'an dicho algo?

Tomás: No, no, no, por eso te digo ¿Quieres que hable con él, que hable con él, o que me deje caer o qué?

Roca: No, no, no, no, no para nada, para nada, tu no digas ni pío que ya, que el cantará la gallina, tu no te preocupes.

Tomás: Vale.

Entonces, si esto era lo que Roca pensaba de Ventero y esta la forma en que lo trataba ¿qué o quién le forzaba, le obligaba a aguantar a la “gallina” y no solamente a aguantarla, sino como hemos visto, a tenerla tan en cuenta, sobre todo en el PLAN PARCIAL TORRE DEL RAME en Los Alcázares, Murcia?

Espero no volver a oír más ese chiste sin gracia que dice que Roca es el «cerebro de la Operación Malaya» .

domingo, 22 de febrero de 2009

Diario El Mundo: El «caso Malaya» salpica la fusión CCM-Unicaja. CCM puede sumar en un mes a su alta morosidad 30 millones prestados a Pedro Román

El Mundo, 22 de febrero de 2009

Por Cristina Caballero.

«Tenemos que dar muestras de unidad, hay que parar esta campaña de desprestigio contra la caja porque nos llevaría a todos por delante». En ese tono se expresó Juan Pedro Hernández Moltó, presidente de Caja Castilla La Mancha (CCM), en un almuerzo celebrado el pasado miércoles en un reservado del restaurante del Hotel Beatriz de Toledo, según una fuente presente. A la comida asistieron varios consejeros del PSOE y, además, los dos consejeros díscolos del PP que se niegan a dimitir de sus cargos, como les ha ordenado el partido en protesta por la anunciada fusión con la andaluza Unicaja.

En el almuerzo, previo al crucial Consejo que se iba a celebrar dos horas después, todos los presentes escucharon con gesto serio al presidente, conscientes de que se juegan mucho en esta operación. Aunque Moltó intenta tapar la deteriorada situación financiera de la entidad denunciando una «campaña de desprestigio», la caja está sumida en un grave estado financiero, como reconocen fuentes del Banco de España. Todos saben que es inminente llevar a cabo la fusión con otra entidad «sana» para evitar una más que probable intervención que les costaría muchos disgustos a los directivos.

El propio número dos de la Junta de Andalucía, Gaspar Zarrías, cuestionó el jueves la solvencia de la caja manchega al asegurar que una fusión con Unicaja «no contaminará» a la andaluza porque el Gobierno y el Banco de España tomarán «medidas» para evitarlo. Zarrías se refería seguramente a los más de 1.000 millones de euros que ha pedido Unicaja para asumir el amargo trago de la fusión. El «agujero» de CCM está cuantificado en unos 3.000 millones, pero ¿qué ha provocado tamaño deterioro en las cuentas de la caja?

La clave está en los créditos relacionados con el sector del ladrillo que la entidad manchega concedió a diestro y siniestro en los años del boom inmobiliario (de 2000 a 2006). Una gran parte de estos préstamos son de dudoso cobro, y algunos de ellos, incluso, tienen tras de sí un halo de sospecha al estar ligados al blanqueo de dinero. Entre las decenas de operaciones urbanísticas que la caja financió en los felices años de expansión inmobiliaria se encuentra un proyecto especialmente delicado. La entidad concedió un préstamo de 30 millones de euros a una sociedad en la que participa Pedro Román, ex teniente de alcalde con Jesús Gil e imputado por la Operación Malaya.

La sociedad, Puerta Oro Toledo, se constituyó en febrero de 2005 aportando como principal activo una finca de tres millones de metros cuadrados de suelo rústico en Bargas, en el término municipal de Toledo. En ella figura como accionista Eco Yeso 22, propiedad de Juan María López Alvarez, socio de Juan Antonio Roca (el ex gerente de Urbanismo de Marbella considerado el cerebro de la Operación Malaya) y de Pedro Román en múltiples negocios. El mismo día que se otorgó la escritura de compraventa de la finca de Bargas a favor de Puerta Oro Toledo -15 de marzo de 2005- Caja Castilla La Mancha otorgó una hipoteca sobre dicha finca por valor de 30 millones de euros, según consta en los documentos del Registro a los que ha tenido acceso este periódico.

El día anterior se había acordado una ampliación de capital de 5,9 millones en la sociedad, suscrita, entre otros, por Pedro Román a través de su patrimonial Inversiones Paduana. En el sumario del caso Malaya consta una transferencia de al menos medio millón de euros a Puerta de Oro Toledo procedente de la sociedad de Román, según un informe aportado por el Servicio de Prevención del Blanqueo de Capitales (Sepblac). En esta ampliación de capital, además, entraron otros socios, como Serobe XXI, administrada por un hijo de Juan María López Alvarez, y la constructora Sacyr Vallehermoso, presidida por Luis del Rivero.

El crédito millonario concedido por la caja vencía el 15 de marzo de 2007, pero la entidad hizo una novación, sin pedir garantías extra a los socios de Puerta Oro, por dos años más. Lo cual quiere decir que el crédito vence el próximo 15 de marzo, pero no hay prácticamente ninguna perspectiva de recuperarlo.

El proyecto urbanístico, si alguna vez se planteó en serio, está paralizado y archivado. Hace algunos meses se solicitó un informe de impacto medioambiental a la Junta de Castilla-La Mancha para poder construir en esos terrenos y ésta lo denegó. La caja, por tanto, está atrapada en un crédito que es muy probable que no recupere nunca, aunque aún no ha provisionado ese dinero.

Sin embargo, los créditos dudosos a promotores no se acaban aquí. La caja tiene un grave problema con su corporación industrial, plagada de sociedades inmobiliarias en las que la rentabilidad brilla por su ausencia. Una de estas participadas es Plainsa, constituida en 1994. Según la ininteligible definición que da de su propia actividad en la página web, es una empresa inmobiliaria «que designa y dirige autónomamente su propio grupo de sociedades, las cuales vinculan directamente en la propia empresa completando su equilibrio ascendente de participación dentro del sector de su propio grupo».

Plainsa, en realidad, es una inmobiliaria que se apoya en otras compañías; es decir, participa en el capital de empresas que son las que le aportan los activos y realizan las promociones de viviendas. Sobre esas casas, Plainsa ofrece a los compradores hipotecas con la caja.

Pero las empresas asociadas de Plainsa le están dando más de un quebradero de cabeza. En las últimas cuentas disponibles, referentes a 2007, el auditor de la compañía, Ernst & Young, incluyó una salvedad en la que advertía de un cobro de 32 millones de euros que la empresa aún no había recuperado. Se trata de la venta del Grupo Natura, una inmobiliaria en la que la caja tenía participación mayoritaria, al Grupo Gedeco Avantis, fundado por el promotor Aurelio Alvarez (fallecido de repente ese mismo año). Los pagos se aplazaron hasta 2012, pero la situación de Avantis, tras la muerte del fundador, se ha vuelto insostenible. La compañía, con deudas de más de 1.000 millones de euros, está envuelta en una lucha de poder interna entre las dos ramas de la familia Alvarez, todos ellos hijos del fundador, pero de dos matrimonios distintos.

Los últimos proyectos fallidos, como El Reino de Don Quijote, -un complejo de turismo y ocio donde también participa la caja-, han sumido a Avantis en un punto de no retorno: los pagos a los acreedores cada vez se retrasan más, y algunas fuentes aseguran que no es descabellado pensar en el concurso de acreedores. La caja manchega, de nuevo, se quedaría sin cobrar el préstamo de 32 millones.

Otra sociedad de la familia Alvarez con la que la caja hizo negocios es Promociones Ronda 28. Plainsa admite que pagó un sobreprecio por una participación en esta compañía porque identificó «unas plusvalías tácitas existentes en el momento de la compra que justifican ese exceso de precio». Sin embargo, la empresa fue liquidada el pasado mes de diciembre y los activos han pasado a formar parte de Plainsa. No se sabe a ciencia cierta cuánto valen los terrenos de esta sociedad. El auditor ya advertía en las últimas cuentas publicadas, referentes a 2001, que «no es posible determinar objetivamente el valor de mercado de los terrenos registrados por la sociedad como existencias».

Las demás participadas no llevan mejor camino. En total, Plainsa tuvo que provisionar casi cuatro millones de euros en el ejercicio 2007 por pérdidas en las sociedades asociadas. Entre estas compañías se encuentra Alqlunia 8, una compañía de la que es socio mayoritario el empresario Antonio Miguel Méndez Pozo, dueño de un imperio mediático en Castilla-La Mancha y Castilla León (alrededor de las cabeceras de La Tribuna) y considerado cercano al presidente de la Junta manchega, José María Barreda.

El agujero, si sigue adelante la fusión de CCM con Unicaja, pasará a esta última, una entidad con uno de los balances más saneados del sistema financiero. El Banco de España es consciente del agujero que se abre en las cuentas de la caja manchega, pero ¿será capaz de inyectarle dinero público para no tener que intervenir? Al contrario de lo que asegura Hernández Moltó, no todo es un problema de desprestigio.

Los misteriosos negocios del socio de Pedro Román

Juan María López Alvarez, que ha obtenido jugosos créditos de la caja manchega, tiene siete sociedades domiciliadas en un palacete madrileño propiedad de Román y Juan Antonio Roca.

Juan María López Alvarez es uno de los hombres más misteriosos del caso Malaya, la operación policial y judicial contra la corrupción desarrollada en Marbella en 2006. Pertenece al círculo de Pedro Román, ex teniente de alcalde del Ayuntamiento marbellí entre 1991 y 1998 y considerado mano derecha del fallecido Jesús Gil. El sigiloso López Alvarez también mantuvo muchos negocios con Juan Antonio Roca, aunque nunca ha sido imputado por el juez Miguel Angel Torres en el caso.

Cuando detuvieron a Pedro Román, tras una sonada fuga junto a su hija -también imputada- que duró varios meses, los oscuros negocios del ex teniente de alcalde quedaron en manos de López Alvarez, según aseguran fuentes jurídicas cercanas a la trama.

Este ha tomado como cuartel general para sus negocios una planta entera del edificio madrileño de Príncipe de Vergara 15 (en la foto) una de las joyas arquitectónicas de la capital que fue adquirida por Pedro Román en 2006, meses antes de ser detenido. Eco Yeso 22, una de las sociedades de López Alvarez, es la empresa que llevó a cabo la rehabilitación de todo el edificio. Juan Antonio Roca adquirió dos pisos de 350 metros en ese inmueble para unirlos, según consta en el sumario del caso Malaya.

En esta dirección -Príncipe de Vergara 15- están domiciliadas al menos siete sociedades cuyo administrador único es Juan María López Alvarez. El objeto social de casi todas ellas es la promoción inmobiliaria y la construcción. Este diario intentó ponerse en contacto con López Alvarez para recabar su opinión pero un portavoz de su empresa aseguró que se encontraba fuera de Madrid.

Caja Castilla La Mancha no ha sido ajena a todos estos personajes. En las cuentas de la entidad no sólo figuran créditos a Puerta Oro Toledo (en la que participan López Alvarez y el propio Román), sino que consta otra vinculación societaria a través de la empresa Claudia Zahara 22, con sede en Sevilla y administrada por Eco Proyect 22, la empresa patrimonial de López Alvarez. A través de su sociedad inmobiliaria, la caja manchega adquirió una participación en Claudia Zahara en 2007.

Como en otras muchas compras, la entidad aseguró en su informe de gestión relativo a ese ejercicio que se habían identificado «unas plusvalías tácitas existentes en el momento de la compra que justifican el exceso de precio pagado por la participación adquirida sobre el valor teórico de ésta». ¿Cuáles son esas plusvalías? En el mismo informe, Plainsa incluye las provisiones millonarias que tuvo que realizar por pérdidas de sociedades asociadas, entre las que se encuentra Claudia Zahara. La inmobiliaria de la caja provisionó más de dos millones de euros sólo por la participación en la sociedad de López Alvarez. Un negocio fallido, aparentemente.

OTROS PROYECTOS DUDOSOS DE LA CAJA MANCHEGA-Parquesol, un desplome del 60%

Parquesol no ha supuesto el boyante negocio que Caja Castilla La Mancha se imaginó cuando compró su participación del 10% a finales de 2005. La entidad manchega pagó entonces 600 millones por un paquete accionarial que hoy vale menos de la mitad. La acción del grupo presidido por Jacinto Rey se ha derrumbado en 12 meses más de un 60%, y no parece que los problemas financieros en los que está inmersa la compañía vayan a ayudar a subir su valor. La inmobiliaria se encuentra en plena negociación para refinanciar los 1.200 millones de euros que solicitó a un sindicato de entidades para lanzar la Oferta Pública de Adquisición (OPA) de San José sobre Parquesol en julio de 2006, que valoraba el 100% de la inmobiliaria en 917 millones de euros.

-¿Cuánto cuesta un aeropuerto?

Otro negocio dudoso en el que CCM se embarcó hace dos años fue el aeropuerto de Ciudad Real, llamado a convertirse el Barajas II debido a su conexión con el AVE. Tras muchos problemas con Fomento, se inaguró a finales de año, pero sólo operan dos compañías en él, Air Berlin y Air Nostrum. La caja ha otorgado un mandato de venta de su participación del 25% en el aeropuerto al principal promotor del proyecto, el empresario Domingo Díaz de Mera (en la foto). La entidad quiere conseguir al menos 1.000 millones de euros, como indica en el documento, pero va a tener difícil conseguir un inversor interesado. Hasta ahora, los únicos que se han acercado a ver el proyecto son unos inversores de Dubai, pero no ha fructificado nada.

-El Reino de Don Quijote, sin reinado

Los mismos empresarios que promovieron el aeropuerto de Ciudad Real pensaron que sería una buena idea desarrollar un complejo urbanístico en las cercanías del aeródromo. Lo bautizaron como El Reino de Don Quijote de La Mancha. De nuevo, la caja manchega participó en el proyecto y adquirió un 10% del capital de la sociedad. El desarrollo urbanístico, en una superficie de casi siete millones de metros cuadrados, incluía un casino, hoteles de lujo, un balneario, campos de golf, una laguna central y más de 2.000 viviendas. Tenía incluso fecha de inauguración: 2010.Pero la empresa que iba a construir el casino-hotel, Harrah's Entertainment, abandonó el proyecto por las dudas financieras, y desde entonces el gran plan urbanístico está paralizado.

LAS CIFRAS DE LA CAJA

8.500 millones de euros son los créditos relacionados con el sector del ladrillo que componen la cartera de créditos de CCM, de unos 20.000 millones en total.

4,5% es el porcentaje al que está la morosidad de la entidad, debido sobre todo a los créditos dudosos. Se trata de una de las tasas de mora más altas de todo el sector financiero, sólo superada por Caja Madrid (4,87%). Los temores del Banco de España, no obstante, son que ese tasa se dispare este año y que afecte a su solvencia de tal modo que no haya más remedio que intervenir, lo que supondría un bombazo a la línea oficial del Gobierno, que ha alabado la solvencia de la banca española.

3.000 millones de euros es el agujero que algunas fuentes calculan que tiene la caja manchega. La malagueña Unicaja, la entidad elegida por el Banco de España para quedarse con CCM, ha exigido al Gobierno entre 1.000 y 3.000 millones a cambio de aceptar la fusión. Unicaja es una de las cajas más solventes y sin la ayuda gubernamental le sería muy difícil digerir la entidad manchega.

BB+ El jueves sucedió algo insólito: el rating (calificación de solidez financiera) de CCM fue degradado hasta el nivel de BB+, el equivalente a «bono basura», lo que no había sucedido jamás en el sector financiero español. La agencia de calificación Fitch Ratings alerta sobre el riesgo generalizado de impago. Según Fitch, la caja ha visto deteriorado su estado financiero por su alta exposición a los sectores inmobiliario y constructor. La agencia advierte que la única salida es el apoyo externo o una absorción por otra caja.